Zampullín

Los pollos son seminidífugos, y al poco de nacer se suben a la espalda de los padres para abandonar el nido y salir en pos de comida. A los 40 días precisamente, los jóvenes ya tienen la capacidad de independizarse, aunque a veces continúan algunos días más con los progenitores. Esta especie acostumbra efectuar 2 puestas por temporada, en ocasiones aun tres, que realiza en el momento en que los pollos de la anterior nidada tienen 15 días o más. Acompáñanos al Parque Regional del Sureste durante una jornada de anillamiento. Junto a ornitólogos especialistas conoceremos qué es el anillamiento científico, para qué exactamente es útil, de qué manera contribuye a la red social científica a entender mejor a las aves, qué metodología se utiliza ¡y varias cosas más!

zampullín

Para la temporada reproductora el plumaje del cuello y del rostro se torna castaño vivo y aparece una mácula blanca entre el ojo y el pico. El nombre de zampullín procede de su característico accionar, es una especie buceadora que se zambulle con frecuencia, pudiendo mantenerse bastante tiempo bajo el agua. Los buceos les sirven para alimentarse o para protegerse de predadores. Una curiosidad de su reproducción es que los pollitos son transportados por la madre entre el plumaje. En su apariencia destaca una pequeña mancha amarilla en la base del pico y su ojo que tiene el iris rojizo.

Este zampullín, de vistoso plumaje nupcial, está presente en nuestros humedales a lo largo de todo el año. A lo largo de la temporada de cría elige humedales interiores con abundante vegetación palustre, y en invierno se concentra en humedales litorales, mostrando alguna predilección por las salinas andaluzas y mediterráneas. Su población es muy oscilante en función del régimen hídrico de nuestros aguazales.

De Aves

Bucean juntos y el macho le regala a la hembra un puñado de algas que tienen la posibilidad de ut¡lizar para la construcción del nido. El nido, parcialmente cercano a la orilla puede descansar en el suelo o flotar anclado a los tallos de la vegetación. En él la hembra pone de 4 a 6 huevos, excepcionalmente de 2 a diez, que incuban los dos progenitores a lo largo de unos 20 días. El rastreo en un largo plazo de las poblaciones de aves recurrentes y desperdigadas establece de qué forma y de dónde desaparecen las aves que nos rodean. Es un indicio clave para determinar las aves que tienen problemas, aparte de indicar los lugares y hábitats afectados. En el momento en que esta información la conseguimos de poblaciones de aves invernantes, que llegan en mayor o menor número según sean los inviernos más o menos duros, también nos sirve de termómetro de cómo avanza el cambio climático.

De estos se han preciso primordialmente Littorina, Valvata, Rissoa y Lacuna. Igualmente pequeños crustáceos (Gammarus spp.) y escasa materia vegetal. Pocas veces plumas y pequeños guijarros se han encontrado en su estómago. Es un excelente buceador y es recurrente verlo en las aguas de la laguna pescando a base de permanentes zambullidas que duran varios minutos bajo el agua y pocos segundos en la superficie. Durante la reproducción es un receloso vigilante de sus huevos y no se separa de los pollos hasta el momento en que la etapa juvenil está muy avanzada.

Hábitat Y Distribución Del Zampullín Chico

Una cantidad enorme de aves acuáticas utilizan los humedales de Cantabria como rincón de alimentación y reposo en sus migraciones o bien como lugar de invernada. Estudiar a identificarlas o conocer sus hábitos y sus primordiales amenazas son varios de los puntos que se van a tratar en este curso. Una gran ocasión para esos que se comienzan en la observación de aves, así para los que deseen ampliar y consolidar sus entendimientos.

Es el integrante menor de la familia de los zampullines y somormujos, y asimismo entre las aves acuáticas más extendidas como nidificantes en una extensa variedad de humedales del interior. Resulta de forma fácil reconocible por su silueta compacta y obtenida, con cuello arqueado, pico corto, apuntado y recto, y “popa” redondeada. Realizaremos la limpieza de las cajas nido instaladas en el parque del Lago de Loranca para dejarlas listas para que las aves las empleen la próxima primavera. El objetivo es comprobar cuantas fueron ocupadas y qué materiales han empleado. Desde la fértil vega del Jarama hasta los cañones de calizas y las escarpadas pizarras caminaremos entre formaciones geológicas de capacitación tan distante en el tiempo como diferente es su apariencia.

zampullín

Desde el mes de agosto empieza una muda que cambia completamente la coloración de su plumaje. Pierde las plumas de las alas con velocidad y en apariencia y visto de lejos su plumaje es pardo con las partes superiores mucho más pálidas que a lo largo de la reproducción, desapareciendo asimismo el color rojizo del cuello. El zampullín chico o común es un ave de entre centímetros de tamaño, con de envergadura alar. El cuerpo es redondeado, de color pardo oscuro, sin cola y con el cuello corto con apariencia de “S”.

Normalmente en sitios convenientes de la mitad sur de la Península los zampullines empiezan a ocupar sus territorios desde mediados de febrero. No obstante, en esas fechas aún se ven varios formando pequeños bandos. Su nota habitual puede ser emitida por uno solo de los miembros de la pareja o por los dos, estando ambos muy juntos o mirándose frente a frente.

Población

Puestas de cinco y seis no son infrecuentes y de manera frecuente se encuentran también de tres, siendo extrañas las de dos huevos. Estos son de color blanco o blanco cremoso, tiñéndose paulatinamentente de pardo rojizo e incluso son marrones en el final de la incubación. Para cien huevos medidos por Jourdain se obtuvo un promedio de 37,8 x 26,2 mm. Como la clase cría al menos un par de veces, la reproducción puede alargarse hasta el mes de septiembre, pero lo habitual es que ya a finales de julio los pollos de la segunda puesta estén casi emplumados. La incubación que empieza con el primer huevo dura días para cada uno de ellos. Estos son dejados por la hembra en días alternos y se hace difícil calcular el período de la incubación con exactitud, ya que esta puede iniciar asimismo con la puesta de entre los últimos huevos.

zampullín

En invierno, las zonas inferiores, incluyendo las mejillas, la garganta y el cuello, tienen color crema, al tiempo que la cabeza y el dorso son de un tono pardo obscuro ; en esta temporada, el pico resulta amarillento casi en su totalidad. Tanto en invierno como en verano, la región caudal o popa posee tonos blanquecinos y aspecto “algodonoso”. L Zampullín Común Tachybaptus ruficollis el más pequeño y al unísono el mucho más abundante de los somormujos europeos y quizá el más escondedizo de todos, por lo menos durante la época de la reproducción.

Zampullín Chico (tachybaptus Ruficollis) Familia Somormujos

Cada vez llegan menos aves en invierno a España procedentes del conjunto de naciones europeo como resultado del calentamiento global y el programa Sacin resulta clave para comprender el alcance de esta tendencia. Asimismo es muy característica la manera de la parte final del cuerpo. Comunmente transporta las plumas de ella de forma que le dan una apariencia aún mucho más chata, como si de la popa de un barco se tratase. Durante el invierno muestra una coloración grisácea, con el cuerpo obscuro y el cuello claro. El plumaje de verano es de tonos oscuros con el cuello ocre rojizo. El aspecto de los jóvenes recuerda al de los mayores a lo largo del invierno.

El mayor de los somormujos y zampullines que tienen la posibilidad de verse en España, con el tamaño de un ánade grande. Hablamos de un ave elegante y cuerpo alargado, de cuello estilizado, pico largo y apuntado. Con cualquier plumaje, el largo cuello constituye un buen rasgo diagnóstico. Además de esto, la parte de atrás del cuerpo, o popa, remata de manera más progresiva y no resulta tan empinada como en el zampullín cuellinegro. Se habla del mucho más pequeño de los zampullines, se parece a un patito recién nacido.

En Baleares se reproduce en Mallorca, es dudoso en Menorca y falta en el resto islas. Aragüés cree que en 1973 en la Laguna de Gallocanta criaban no menos de parejas. Pardo-Santayana calculaba para el pantano del Ebro en 1973 unas parejas. En las marismas del Guadalquivir la población es muy grande, probablemente la mayor de la Península. La reproducción del zampullín chico o común comienza a mediados de marzo. El macho mueve la cabeza exibiendo la mácula blanca de su pico contrastada con el rojo de su cuello.