Urraca Comun

Los científicos creen que la autoconciencia en las aves y ciertos mamíferos puede ser un caso de muestra de evolución convergente, donde especies no similares evolucionan características particulares mediante distintas medios. Algunas de las costumbres alimenticias de la Urraca Común la hacen altamente impopular entre los cazadores, con lo que es fuertemente perseguida en muchas zonas cinegéticas. Hurta los nidos de otras aves, incluyendo los de perdiz, tanto los huevos como los jóvenes, y o sea lo que contraría a los cazadores.

Mide cerca de 45 centímetros, con una cola larguísima que en vuelo se muestra con forma de rombo, y una envergadura alar de 60 centímetros. En nuestro territorio, el ciclo reproductor de la clase comienza a fines de marzo o inicios de abril. En ese momento, la pareja inicia la confección del nido, que se sitúa en una gran variedad de emplazamientos, desde árboles de enorme porte a arbustos espinosos, tal como torres de conducción eléctrica.

(pica Pica)

Esta curiosa ave está demasiado popularizada en toda Europa, siendo el ave más frecuente en el territorio español. Observarlas en libertad es parcialmente fácil, ya que no acostumbran a volar sobre los 1500 metros. Su tamaño varía entre los 40 y 51 centímetros, de los cuales aproximadamente la mitad pertenecen a la cola. Su extensión fluctúa entre 50 y 62 centímetros, con un peso que se posiciona cerca de los 200 gramos. El número de estas aves creció en los últimos tiempos, sobre todo gracias a su enorme capacidad para sobrevivir frente al desarrollo desbordado de las concentraciones humanas. El almacenamiento o ingreso técnico es necesario para crear perfiles de usuario para mandar propaganda, o para rastrear al usuario en una web o en múltiples web con fines de marketing afines.

De carácter interesante, las urracas son aves forestales, de campos de cultivos y poco a poco más habituales en los parques y jardines de las ciudades. Al tratarse de una clase generalista, aprovecha cualquier ocasión para hallar alimento, desde huevos de otras especies a pequeños vertebrados, desperdicios, frutos, semillas, etc. El oportunismo y la gran capacidad de adaptación de esta clase se manifiestan en la absoluta falta de especialización de su dieta, pues se puede asegurar que casi cualquier cosa comible es susceptible de integrar el alimento de estas aves. No le hace ascos a ningún alimento, y es recurrente ver urracas próximas a las rutas, andando a pequeños saltos en busca de cualquier cosa comestible.

Si se les enseña desde pichones, llegan a imitar la voz humana con exactamente la misma destreza que los papagayos. Después de los gatos negros y los cuervos, es de los animales que más supercherías lúcida dentro de la cultura popular. Otra habilidad de esta clase es que identifican y separan a la gente entre ‘populares’ y ‘extraños’. A veces, pueden llegar a asumir a algunos humanos como miembros de su banda; llegando a extremos de defenderlos a costa de su vida.

La Urraca: Características, Accionar Y Curiosidades

Su capacidad de dispersión es baja, ya que raramente efectúa movimientos superiores a los 50 km de radio. Además de esto, muestran un vuelo ondulante durante el cual baten espasmódicamente las alas. Los jóvenes nacen a partir de mayo y son similares a los adultos; la única diferencia real es la longitud de la cola, que es mucho más corta, precisamente media longitud de un adulto. Como sus alas son parcialmente cortas, su vuelo resulta un poco inseguro, y debe aletear todo el tiempo para sostenerse en el aire.

urraca comun

Habitan entre Europa, Asia, Norteamérica y África y se adaptan sin mayores adversidades a cualquier ecosistema. El almacenamiento o ingreso técnico que es empleado de forma exclusiva con objetivos estadísticos. El almacenamiento o ingreso técnico es necesario para la intención lícita de guardar preferencias no solicitadas por el abonado o usuario. La urraca solamente efectúa una puesta por año, si bien puede hacer puestas de reposición si la primera fracasa.

Realizaremos la limpieza de las cajas nido instaladas en el parque del Lago de Loranca para dejarlas listas a fin de que las aves las usen la próxima primavera. El propósito es revisar cuantas fueron ocupadas y qué materiales han empleado. Este radica en una esmerada y sólida construcción elaborada a partir de palitos, raíces y otros materiales, reforzados hábilmente con barro. El interior hace aparición tapizado por musgo, lana, fibras vegetales, plumas y, a veces, por elementos de colores llamativos o refulgentes. En varios lugares se ha amoldado a la presencia humana y se la puede ver en parques y jardines y áreas despobladas. En entornos mucho más naturales prefiere zonas de praderas con setos y árboles por debajo de los 1.500 metros de altitud.

Urraca eurasiática, vuela contra el cielo, también famosa como urraca común. Ilustración colorida de pájaro inteligente urraca eurasiática en estilo realista dibujado a mano apartado sobre fondo blanco. Se nutre tanto de semillas y otras materias vegetales, como de insectos, roedores y pequeños pajarillos. De todos modos picotea cualquier resto de materia orgánica que encuentre a su paso.

Urraca Común

La cola es larga, con apariencia de cuña y con reflejos verdosos y violáceos. La coloración de machos y hembras es prácticamente igual; sin embargo, las alas y la cola de los machos son algo mucho más grandes. Como todos y cada uno de los córvidos, manifiesta una destacable aptitud para producir gran variedad de vocalizaciones, mediante las que se comunica con sus congéneres. Normalmente es un ave ruidosa y gárrula, que lanza diferentes sonidos roncos y ásperos, aunque el mucho más frecuente es un penetrante chac-chac-chac, muy habitual en el momento en que se muestra sobresaltada o disputa algún alimento con otros ejemplares. Las urracas se emparejan en invierno, y esa unión sigue toda la vida. A principios de año se reúnen en las copas de los árboles a primera y última hora del día para llevar al cabo el ruidoso cortejo nupcial con vuelos, persecuciones, exhibiciones de plumaje y rebosantes chillidos.

Los polluelos dejan el nido transcurridos días, pero seguirán en dependencia de los cuidados paternos ciertas semanas mucho más. Si bien distribuyen ciertas similitudes con su familia de córvidos, la urraca tiene una cola increíblemente larga. En verdad, la cola de una urraca frecuenta tener precisamente la misma longitud que su cuerpo y puede proporcionarles la capacidad de llevar a cabo giros rápidos mientras están en el aire.

Suelen conformar dormideros al atardecer que reúnen a docenas de individuos, llegando a veces a superar el centenar. Generalmente, fabrican el nido en el ramaje alto de los árboles, y está dotado de un techo en forma de cúpula y de una entrada del costado. La puesta se compone de seis a nueve huevos de color verdoso, jaspeado de castaño. La eclosión se genera al cabo de unas tres semanas de incubación, que corre al cargo de la hembra de forma exclusiva, al tiempo que el macho se hace cargo de alimentarla. Los polluelos permanecen en el nido durante unas tres semanas.

También tienen la capacidad regularse para despedir a predadores terrestres. Las urracas anidan una sola vez al año, con puestas de entre cuatro y siete huevos de color verdoso, empollados exclusivamente por la hembra. La urraca es del género de ave que suele conformar parejas para toda la vida. No obstante, ciertos ejemplares cambian de pareja cada cierto tiempo. Según un estudio de la revista Canadian Journal of Zoology, las hembras son más “infieles” que los machos. Por tal razón, el macho protege bien a su compañera a lo largo de la época de apareamiento, ya que en caso contrario posiblemente la pierda.

La urraca común es el integrante mucho más de manera fácil identificable de la familia de los Córvidos, su coloración en blanco y negro, su extendida cola, su gran tamaño y el sonido de su cascabeleo lo hacen evidente. Ocasionalmente se ve un solo pájaro, por lo general desfilan en pequeños conjuntos familiares. La urraca común ​también conocida como picaza, picaraza, marica y pega, es un ave perteneciente a la familia de los córvidos .

A parte de trozos de latas y cristales, se han llegado a hallar joyas de valor en sus enormes nidos. Entre finales de marzo y mediados de abril construyen el nido en las ramas de árboles o arbustos a una altura variable que puede oscilar entre los 3 y los 30 metros precisamente, en ocasiones mucho más bajos. El nido, construido a partir de ramitas, hierbas y barro, suele tener por arriba una especie de techo de palitos. Las urracas tienen un accionar de «confianza» y pueden ser vistas pavoneándose con sus colas en prominente. Ellos de forma fácil se dedican a ahuyentar a los depredadores como las aves de presa o gatos domésticos., que son sus primordiales predadores. En gran parte de su área de cría, los nidos de urraca son a veces parasitizados por el Críalo Europeo.