Sauquillo Planta

Una fotografía de frutos de yezgo (Sambucus ebulus L.). Característicamente los frutos del yezgo no son colgantes, sino se mantienen en alto. Fíjense nuevamente en las hojas, alargadas y estrechas. La primera característica que diferencia el saúco del yezgo es el aspecto general de la planta. El saúco es un árbol o árbol ramificado de unos 6 – diez metros de altura.

Aunque le gusta el sol, el de mediodía puede causarle daño, así que lo mejor es un sitio en semisombra y a reparo del viento. Se adapta bien a cualquier tipo de suelo, pero mejor si es profundo, fértil y no demasiado seco, si bien bien drenado para evitar encharcamientos. Debe plantarse o trasplantarse en otoño, en el momento en que está en intérvalo de tiempo de reposo.

Sendas, Rincones Y Panoramas

También ha sido usada como tinta de tintero en los institutos en épocas de escasez y además de esto se han utilizado como antiparasitarios en veterinaria popular. Las bayas son muy tóxicas, con lo que no se emplean para ningún régimen medicinal y mucho menos para consumirlas. Ya que toda la planta es venenosa dentro suyo, tampoco es sugerido su régimen por vía interna.

sauquillo planta

Nuevamente, las hojas y el porte arbóreo nos ayudarán a finalizar de distinguir el saúco. Como hemos mencionado varias veces en el artículo, estamos con una confusión habitual del yezgo con el sabuco. Ambos tienen propiedades medicinales, pero una planta es tóxica y la otra no. Las hojas del yezgo son mucho más pequeñas y alargadas. Si las comparamos las dos, podrán ver que el saúco tiene las hojas más grandes y, si bien estén alargadas, tienen un aspecto algo mucho más redondeado al ser de mayor tamaño. Foto corimbo de sabuco (Sambucus nigra L.) formando sus frutos.

Su espeso follaje está formado por hojas palmeadas de color verde brillante y finamente vellosas por el envés. En otoño, antes de caer, adquieren un tinte rojizo claro, luego purpúreo y al final amarronado. Los frutos del yezgo son muy tóxicos, ya que poseen sambunigrina y otros glucósidos cianogénicos, los que liberan ácido cianhídrico. Al no tener un sabor desagradable parece que ha habido envenenamientos fatales en niños que ingirieron estos frutos. Además de aquellos ahora maduros, se obtiene un colorante azulado bueno para teñir pieles e hilos.

No obstante, hay que tener mucho cuidado con l, ya que sus frutos son enormemente txicos, incluso para los pjaros. Aun as, las bayas se emplean en el norte de Europa para elaborar salsas o bebidas por destilacin. Las raíces son empleadas para batallar las mordeduras de los perros que tienen la íra. Comunmente, se ha empleado en ciertos casos exactamente la misma el saúco, si bien por su alta toxicidad, es preferible no utilizarla en la medicina casera.

Sauco o Saucó es un árbol que fué utilizado por el hombre ya hace muchos años. Su madera es durísima, de ahí que fué muy valorada para la construcción de maquinaría agrícola y en ebanistería. En los frutos también nos encontramos ciertas diferencias. Los frutos del saúco son como péndulos y cuelgan de las ramas cuando están maduras. En cambio, el yezgo tiene los frutos mantenidos en alto, como hemos citado antes, y no están colgando de las ramas.

El leño tiene una corteza rugosa, los tallos jóvenes son huecos. De diámetro, los frutos son pequeñas bayas de 3 a 5mm de diámetro con pluralidad de color desde verde a rojo y negro brillante en la madurez. Dos fotos de frutos de saúco (Sambucus nigra L.).

Sauquillo, Yezgo, Ebulo, Mielgo, Jambú,

Por ello, esta planta no es para nada comible. Recogen información sobre los avisos mostrados, ayudan a mejorar y administrar adecuadamente la exposición de avisos en el servicio web. Los frutos del sabuco son péndulos, esto es, cuelgan de las ramas cuando maduran. El almacenamiento o acceso técnico que es utilizado de forma exclusiva con objetivos estadísticos anónimos. Es una clase bastante rústica y poco exigente.

Característicamente los frutos del sabuco son péndulos, esto es, cuelgan de las ramas en el momento en que maduran. De nuevo, las hojas y el porte arbóreo nos asistirán a finalizar de distinguirlo. En cambio, el yezgo produce frutos que se sostienen en prominente, no cuelgan de las ramas.

Habita en una gran parte de Europa y en el oeste y norte de Asia; en Andalucía está protegido por ser una especie en extinción. Hablamos de una planta herbácea y no un arbusto, como su tamaño podría señalarnos. Tiene un olor desapacible y muestra tallos erectos. Las hojas son compuestas, con entre 5 y 8 folíolos, lanceolados y de borde finamente aserrado. Las flores son blancas o blanco-rosáceas agrupadas en corimbos. Como tienen la posibilidad de ver, el Sambucus ebulus es una planta con interesantes usos medicinales que nos tienen la posibilidad de ayudar en diversas ocasiones.

Ambos forman parte al mismo género, pero tienen características completamente diferentes. El porte arbóreo que tiene el saúco tiene anchos corimbos y están llenos de flores aplanados. Normalmente están dirigidos mirando hacia el cielo. Por otro lado, el Sumbucus ebulus, tiene el porte arbustivo con los corimbos estrechos en vez de anchos y no están tan aplanados. Es de tipo perenne y puede llegar a alcanzar los 2 metros de altura si las condiciones son las especiales.

Plantas Medicinales

Sambucus es un género con treinta especies y subespecies. El Sambucus nigra (sabuco negro, sabuco común) es la clase más frecuente. El resto de especies, en su mayor parte árboles o arbustos de entre 15 y 60 metros de altura, son muy similares.

En la cultura habitual se afirmaba que el olor que tiene nauseabundo las hojas del yezgo se utiliza para repeler a los topos y ratones. Gracias a esto, nos tenemos la posibilidad de olvidar de esta clase de plagas o invasiones extrañas en nuestro jardín. Hablaremos de una planta cuyas características medicinales son bastante interesantes para el tratado de distintas nosologías. Es conocida también por sus otros nombres recurrentes como Yezgo, Sauquillo, Actea, Ayebo, Ébulo, Enzo, Matapulgas, Mielgo, Negrillos, Saúco menor, Yambú, Yubo, Jambú. Es confundido a veces con el sabuco aunque no tienen nada que ver.

Pertenece a la familia de las Caprifoliáceas y procede de Europa y el Norte de África. Fotografía de yezgo con frutos maduros , que son tóxicos. Se puede ver que sus hojas son mucho más delgadas y alargadas que las del sabuco, y que sus frutos son diferentes a los anchos corimbos que tiene el genuino saúco.