Quercus Ilex

Su madera es utilizable y han servido para producir carbón vegetal. El envés de las hojas de las encinas está recubierto de unos pelillos grisáceos que se desprenden al frotarlos y por los que se tienen la posibilidad de distinguir fácilmente las encinas jóvenes de las coscojas , cuyas hojas carecen de ese pelo y son de un verde vivo en el envés. Las hojas de las encinas son muy duras y evitan la excesiva transpiración de la planta, lo que le deja vivir en sitios secos y con gran exposición al sol, como la ribera mediterránea. La madera es densa, dura y de muy excelente calidad, excelente como combustible y carbón vegetal. Por su resistencia a los golpes y la putrefacción, se emplea para llevar a cabo pilares, vigas, postes, suelos, mangos de herramientas, cepillos y garlopas de carpintero. También se elaboran con ella objetos que van a estar sometidos a la humedad, como piezas pequeñas de navíos o dientes de engranaje.

quercus ilex

Las bellotas forman la principal riqueza del encinar en áreas donde se emplean en la alimentación del ganado porcino de raza ibérica. Las bellotas maduran en otoño, cuando detallan un color marrón oscuro. Se extiende por las zonas mediterráneas continentales o subcontinentales; asimismo litorales, pero siempre y cuando estén bajo unas condiciones climáticas de verano bastante seco y caluroso.

Géneros De Plantas

La encina es una clase monoica, aunque a veces puede comportarse de forma dioica. Las flores masculinas se muestran en amentos, organizados en ramillos. Las femeninas son pequeñas; van aisladas o en grupos de dos, sobre los brotes del año. Las flores dan como fruto la bellota, usada como alimento Las bellotas son unos glandes de color cobrizo oscuro en el momento en que maduran (antes, como resulta lógico verdes), refulgentes y con una cúpula característica formada por brácteas muy apretadas y espesas. Árbol de copa ancha, densa y redondeada, que asimismo se puede conseguir en porte arbustivo. Las hojas, por norma general son suborbiculares o elíptico-lenceoladas (las más jóvenes con dientes espinosos).

quercus ilex

El epíteto ilex era el nombre que daban los romanos a la encina. Sin embargo, esta tisana está desaconsejada en casos de gastritis o úlcera gastroduodenal. La decocción de hojas y bellotas machacadas se considera realmente útil para desinfectar heridas y ulceraciones dérmicas y bucales. [newline]Zonas ribereñas o subcosteras de la zona mediterránea de clima templado y un poco húmedo. En la Península Ibérica se encuentra en el norte, desde Asturias hasta Cataluña; es extraña en levante y en Andalucía oriental.

Encina / Quercus Ilex

Además da una espléndida sombra que hace de las delicias de los individuos de los parques y jardines. Es el nombre latino empleado para designar al roble y a otros árboles productores de bellotas. El epíteto específico procede del latín ilex,-icis, nombre tradicional romano de la encina y el acebo. De todas maneras el primordial aprovechamiento de la encina es su fruto, las bellotas, manjar único en el planeta y escaso con el que se alimenta durante los meses de montanera a los cerdos ibéricos de bellota. La corteza del tronco de la encina es lisa y de color verde grisáceo en los tallos pero se marcha obscureciendo según crecen y, con el paso del tiempo, unos 15 o 20 años la corteza se agrieta en todas y cada una direcciones, quedando un leño muy oscuro, prácticamente negro.

quercus ilex

Árbol perennifolio de hasta m de altura, de copa extensa y frondosa en ejemplares bien conservados. Corteza gris-parduzca con varias rugosidades, muy cuarteada. En las dehesas, las continuas podas deslucen el aspecto de la copa. Acepta bien todo tipo de sustratos, aunque elige los suelos básicos. Tiene unos requerimientos mínimos en nutrientes.

La encina es un árbol mediano que puede llegar a alcanzar de 16 a 25 metros de altura. Su copa es ovalada al principio y según pasan los años va ensanchando hasta tomar una manera redondeada. Quercus era el nombre romano de los robles en general, de su madera, y por extensión de todos y cada uno de los árboles que producen bellota. El origen del vocablo es celta y significa ‘árbol hermoso’.

En zonas del centro y sur, los encinares espesos tienen un alto valor cinegético. Tiene la corteza de color gris al principio, resquebrajada en estado adulto, y de un fortísimo color negro que lo hace muy característico. La madera es de buena calidad, dura y resistente; empleada en la fabricación de instrumentos agrícolas. La leña es muy importante, y a lo largo de bastante tiempo se obtuvo carbón en carboneras, pero este desarrollo se fué perdiendo.

Son unas bellotas ovoides, hasta de 3 cm de longitud, con una única semilla y que están unidas al árbol por una cúpula apretadamente escamosa. Ocupa buena parte de la Península Ibérica y las islas Baleares, siendo una de nuestras especies arbóreas más comunes. Forma desde bosques densos, acompañado de un matorral espeso y numerosas trepadoras, hasta enormes dehesas empleadas desde hace bastante tiempo por el hombre.

Se encuentra por la mayoría de la Península Ibérica, excluyendo las regiones de tiempo atlántico del norte y nordoeste y las ubicaciones costeras de tiempo despacio o muy seco, más que nada en Cataluña y el sureste árido. De forma frecuente forma bosques aproximadamente extensos hasta los 1400 m s.n.m. Árbol ornamental para cultivar como árbol apartado, para reforestaciones y como bonsái.

Forman dehesas que son enormes extensiones de terreno de pastos, acompañadas de bosquetes de encinas que son un magnífico refugio para la fauna mediterráena. Las dehesas son un paisaje característico del campo ibérico. La encina tenemos la posibilidad de hallarla en todo el arco mediterráneo cuyo clima sea seco, lumínico y caluroso. Desde el nivel del mar hasta los 1500 m sobre exactamente el mismo, la encina crece en toda clase de suelos, facilmente reproducida por sus bellotas, que siempre caen y medran al abrigo de la sombra de otra encina. De acuerdo el clima se va atemperando y aumentan las lluvias, las encinas se reemplazan por sus hermanos robles, quejigos o alcornoques todos del Género Quercus. Las encinas se encuentran eminentemente formando dehesas, en las que se aprovechan sus bellotas para dar de comer al ganado y su leña para llevar a cabo un increíble carbón.

Quercus Ilex L

Se desarrolla sobre una extensa selección de tipos de substratos. Hojas variables morfológicamente, desde lanceoladas hasta casi orbiculares, de margen liso a proveído de dientecillos punzantes, verde oscuras y lampiñas por el haz, grisáceas por presencia de pelillos blanquecinos por el envés. Los nervios secundarios forman con el principal un ángulo más abierto que en el alcornoque y suelen desdibujarse antes de alcanzar el borde. A finales de verano se muestra una yema, de 3-5 mm, mayor que la de los alcornoques. Planta con escasos requerimientos y de crecimiento lento. Perennifolio de hasta 20m de altura con peculiaridades flores de color amarillo.

Forma bosques o rodales aislados, de manera frecuente como consecuendia de la destrucción de éstos, hasta los 1000 m s.n.m. Se diferencia de la Encina en que su hoja es mucho más redondeada, comunmente con las hojas jóvenes pinchosas y crecimiento más retardado. La corteza por su parte, cuenta con cantidad considerable de taninos, con lo que es muy apreciada en las tenerías para curtir el cuero .