Planta Hiedra

A una edad avanzada, la hiedra común genera bayas singularmente tóxicas. Aunque la hiedra es una planta que se adapta a cualquier circunstancia, existen varios cuidados que puedes concederle a fin de que se expanda mucho más frondosa. El agua de lluvia las limpia y sanea de posibles plagas que se adhieren a las hojas.

Asimismo se puede plantar el resto del año, mientras que sea en tiempos templados y no propensos a heladas. La hiedra, cuyo nombre científico es Hereda, es un tipo de planta conformado por hasta 15 especies diferentes. La hiedra canaria o yedra matizada se distingue por contar con unas hojas de mayor tamaño que las de la Hedera helix, la especie más extendida. Las flores de esta hiedra de exterior asimismo son poco atractivas, formándose en pequeñas umbrelas de tonos amarillentos y que pasan bastante desapercibidas.

En una maceta colgante, la hiedra es una planta muy ornamental. El hecho de ser una planta trepadora, hace que normalmente la hiedra sea de exterior. Sin embargo, asimismo existe la planta hiedra interior, caracterizada por tener hojas más pequeñas que dejan su localización en espacios más pequeños. A este tipo de hiedra se la frecuenta llamar hiedra inglesa.

planta hiedra

Es muy simple hallarla en entornos naturales, en zonas con determinada sombra y humedad. Las hojas de la hiedra son pecioladas y son de un brillante color verde –si bien dependiendo de la clase asimismo pueden ser bicolores, amarillas y de un verde más despacio–. Una de las peculiaridades mucho más interesantes de la hiedra es que cuenta con 2 tipos de hojas distintas. Por una parte, las ramas florales tiene hojas alternas, lanceoladas, elípticas o romboidales.

Hiedra: Propiedades De La Planta Medicinal

Es necesario, sea cual sea la situacion, regar bien las plantas antes de plantarlas. La hiedra común puede pasar el invierno en el jardín sin que esto le suponga ningún problema, con lo que no se debe tomar ninguna medida concreta. Sin embargo, aquellas plantas en macetas o en cajoneras de cultivos en el exterior deben pasar el invierno protegidas de la radiación del sol intensa. Además de esto, el riego debe limitarse al rigurosamente necesario para evitar que la tierra se seque, prestando atención de nunca regar durante las heladas. La hiedra es una planta trepadora de veloz crecimiento perenne.

En cuanto a sus flores, como pasa con la mayoría de las plantas de la familia Araliaceae, son pequeñas y de color claro. La hiedra es una planta trepadora leñosa tan simple de cuidar que prácticamente no necesita ningún tipo de atención y aun de esta manera crecerá fuerte y espesa. Lo destacado de esta planta es su enorme adaptabilidad, en tanto que si bien es de exterior, se adapta con exactamente la misma sencillez al interior, decorando tu casa y dándole personalidad.

Hiedra, Hedera, Plantas Trepadoras, Cubresuelos – Venta Online

La hiedra es una de las plantas treparadoras mucho más conocidas. Simple de sostener y perfecta tanto para el interior para el exterior. Si está situada en entornos bastante oscuros, las hojas pueden volverse verdes.

La manera más fácil de reproducir la hiedra es a través de esquejes. Selecciona un tallo sano y de menos de 2 años de la planta y mételo en agua durante múltiples días hasta empieze a echar raíces. La reproducción de la hiedra puede hacerse durante cualquier época del año, si bien es preferible siempre y en todo momento eludir los meses fríos. La hiedra común crece parcialmente retardado durante los primeros años, por lo que no es requisito podar para sostenerla o darle forma a lo largo de dicho intérvalo de tiempo. No obstante, después de cierto tiempo, la hiedra común tiende a medrar en todas direcciones.

Características Primordiales De La Hiedra

La principal característica de la hiedra es que es una planta trepadora. Se lleva a cabo desde pequeños tallos en el suelo que se alargan con mucha velocidad. Esto lo consigue a partir de pequeñas raíces que medran en las ramificaciones y que se adhieren a las superficies sobre las que medran, admitiendo conque la planta se aguante.

Contrariamente a la creencia popular, la hiedra no es una única planta, sino un género, el Hedera, que forma parte a la familia Araliaceae y alberga unas 15 especies. Esta planta es conocidísima por ser una clase trepadora que se puede añadir tanto en el interior, como el exterior. Es polivalente, ornamental y además, contribuye a dar mucho más intimidad en jardines y terrazas. Se caracteriza por su rápido desarrollo, e inclusive en algunos países se considera como planta invasora.

La aparición de las flores -de color amarillo verdoso- se genera en el mes de agosto, septiembre y octubre, obviamente solo en las ramas fértiles. Se disponen con apariencia de umbela, si bien hay que aclarar que no pertenece a la familia de las umbelíferas. La hiedra es una planta que se precisa una temperatura entre los 12° C y los 20 °C. [newline]Puede aguantar temperaturas mínimas de hasta 0 y -1 °C. El MuebleEn cuanto a su desarrollo, al ser una planta trepadora, tienes que saber que puede llegar a alcanzar los 14 o 15 metros. Para que se expanda correctamente, lo más adecuado es añadir algún soporte que favorezca su agarre. Por último, haz una barrera de tierra de unos 3 cm de altura, rodeando el agujero, a fin de que el agua no se pierda en el momento en que la riegues.

No obstante, no todos las clases de hiedra son iguales, y si deseas sacarles el máximo provecho posible es conveniente conocerlos. Estas son las variedades de hiedra más comunes para cultivar en el hogar. El MuebleEn el exterior, la hiedra queda genial decorando las paredes de un jardín o un porche gracias al intenso color verde de sus hojas. Si decides plantar la hiedra en el exterior, debes elegir una zona de semisombra. Entonces, haz un orificio de unos 30 cm aproximadamente y rellena con la hiedra. En pocos días verás de qué manera la hiedra va creciendo adecuadamente.