Pinzon Vulgar

L comienzo de la primavera el macho de Pinzón Vulgar Fringilla coelebs, es un pájaro con el plumaje muy llamativo. La frente es negra, el píleo, la nuca y una parte de los hombros tienen color gris azulado; la espalda es pardo de color rojo y el obispillo verde oliváceo. Los mofletes, la garganta y el resto de las partes inferiores poseen un tono pardo rosado refulgente. La cola tiene la pareja central de rectrices gris pizarra y el resto de ellas son negras con bordes blancos, muy notorios en las exteriores. Las plumas de las alas son pardo negruzcas con bordes verde amarillentos.

Es indudable que hay cierto erratismo o, digamos mejor, una trashumancia invernal, que transporta al menos a las poblaciones del norte de Iberia hacia zonas ubicadas mucho más al Sur. El movimiento vernal de los pinzones europeos y no pocos nativos empieza a sentirse en la última semana de diciembre en una gran franja que consigue desde las provincias andaluzas de Cádiz y Huelva hasta Galicia y Asturias. Parece haber cierta tendencia a concentrarse en la mayoría de los casos en campos ribereños. En febrero la consistencia en el nordoeste ibérico es muy grande, y se aprecia bien sobre una línea ideal que va desde Navarra a Badajoz.

Las plumas de las alas son pardas negruzcas con bordes verdes amarillentos. Una banda blanca es muy aparente y junto con la gran mácula de los hombros, es un rasgo peculiar en el momento de identificar a este pájaro. Los tarsos y los pies son pardos, así como el iris de los ojos. Fuera de la época de la reproducción, las semillas de plantas gramíneas son fundamentales.

Además, merced al anillamiento científico se alardea que hay efectivos que viajan hacia África. Por otra parte, los pinzones de las subespecies canarias no se mueven de sus respectivas islas. A lo largo del invierno, la Península recibe rebosantes contingentes de pinzones procedentes de otras zonas de Europa. En las Canarias se reconocen tres subespecies, de las que 2 son endémicas y están severamente conminadas. [newline]Territorial a lo largo de la nidificación y gregario por sexos el resto del año es un ave ti­mida y huidiza en cautividad que procurará los rincones mucho más ocultos de la pajarera. Pueden criarse ejemplares aislados cogidos del nido muy jóvenes, especialmente machos, con objeto de cruzarlos con canarias y conseguir hí­bridos muy apreciados. La llamada usual del pinzón vulgar es un fuerte y metálico ¡¡chink-chink, chink!!

En España

La cabeza y las partes superiores son pardas amarillentas, mucho más oscuras o grisáceas en el centro del píleo. Las bandas blancas de las alas y hombros no son tan limpias como en el macho. Muchas hembras tienen, al principio de la primavera la cabeza tenuemente gris pizarra, color que se extiende hasta la nuca. Los jóvenes se parecen bastante a las hembras, pero tienen en la nuca una mácula blanca.

pinzon vulgar

Las hembras viejas llegan en marzo y en ocasiones antes, pero las jóvenes que son atraídas por el fuerte canto de los machos noveles, no aparecen y se emparejan hasta abril y aún después. Newton , Hinde ( ) y otros ornitólogos han descrito estas situaciones con enorme lujo de datos e interpretaciones. El macho que ocupa un territorio y ahora está emparejado, no lo deja si la hembra perece.

Puede encontrarse en una alta pluralidad de hábitats, preferentemente por las zonas boscosas, pero asimismo en parques y huertas. Realizaremos la limpieza de las cajas nido instaladas en el parque del Lago de Loranca para dejarlas listas a fin de que las aves las usen la próxima primavera. El propósito es comprobar cuantas han sido ocupadas y qué materiales han usado. Acompáñanos al Parque Regional del Sureste durante una jornada de anillamiento. Al lado de ornitólogos expertos vamos a conocer qué es el anillamiento científico, para qué es útil, cómo asiste para la comunidad científica a entender mejor a las aves, qué metodología se utiliza ¡y varias cosas más! Aprovecharemos para comprender el Parque Regional dando un paseo para descubrir de qué manera es el ambiente y qué otros pobladores pueblan el Parque.

Meses En Los Que Se Puede Observar La Clase En España

El tipo de alimentación del pinzón vulgar, a partir de semillas, lo hace muy vulnerable a los plaguicidas. Los usuales tratamientos para batallar insectos, y más que nada plantas parásitas, con herbicidas altamente venenosos, no hay duda de que influirán grandemente en las ciudades de este pájaro. No excesivamente musical, resulta muy monótono en el momento en que se escucha por un buen tiempo. Los machos cantan desde un alto posadero con increíble vigor y, en buenas condiciones acústicas, se oyen con facilidad desde 400 m, a veces más.

Los machos ya se distinguen de las hembras por tener la espalda teñida de castaño rojizo y el pecho menos pardo amarillento y mucho más beige. El Pinzón Vulgar es un pájaro eminentemente territorial y fiel a su rincón de nacimiento. Con el anillamiento he comprobado que las parejas que pasan el otoño y también invierno deambulando por los campos, vuelven en el mes de enero y febrero y ocupan su vieja parcela. Los primeros días se hacen notorios únicamente por la mañana, pero acorde el mes de abril se acerca por el momento no se mueven del sitio.

pinzon vulgar

De longitud que consigue en sus migraciones parciales el norte de Africa y las islas Canarias. Los machos tienen a lo largo del verano la frente y el pí­leo de color azul pizarra, las mejillas y el pecho pardo-rosadas y el dorso castaño rojizo. Las alas y la cola son de color básico castaño oscurísimo, prácticamente negro, y una larga mácula y franja alares de color blanco.

Alimentación

Con el anillamiento se ha comprobado que las parejas que pasan otoño e invierno vagando por los campos, vuelven en enero y febrero y ocupan su vieja parcela. Los machos son muy beligerantes y defienden el territorio persiguiendo encarnizadamente a los intrusos o a los vecinos que se acercan demasiado. Los primeros días se hacen notar solamente por la mañana, pero acorde el mes de abril se aproxima ya no se mueven del sitio. Las hembras viejas llegan en el tercer mes del año y a veces antes, pero las jóvenes atraídas por el fuerte canto de los machos noveles, no aparecen y se emparejan hasta abril e inclusive después. Las parejas continúan juntas comunmente hasta seis semanas antes de empezar la nidificación.

Solamente la hembra incuba y lo hace durante días, comenzando con la puesta del penúltimo huevo. Los pollos al nacer tienen plumón gris pálido, largo y abundante. El interior de la boca es colorado carmín, con el paladar anaranjado.

Realmente se puede decir que fuera de la temporada de cría es un pájaro gregario que no posee problema en buscar la compañía de otros fringílidos, gorriones y escribanos. En general se ven grupos de machos juntos, y separadamente las hembras. Los bandos o flujos migratorios son siempre y en todo momento de un solo sexo. Raras veces se ve entre los machos alguna hembra o un pequeño grupo de ellas. En el momento en que en Guipúzcoa y, por norma general, en todo el País Vasco se aprecia el paso de pinzones en el mes de marzo, el hecho es muy notorio y solamente durante 2-5 días los dos sexos se juntan en migración.

Pinzón Vulgar (fringilla Coelebs)

Una cantidad enorme de aves acuáticas utilizan los humedales de Cantabria como sitio de alimentación y descanso en sus migraciones o bien como sitio de invernada. Estudiar a identificarlas o comprender sus hábitos y sus primordiales amenazas son algunos de los aspectos que se van a tratar en este curso. Una gran oportunidad para esos que se comienzan en la observación de aves, así como para los que deseen ampliar y consolidar sus conocimientos.

Ejemplares cogidos del nido y criados \’a mano\’ pueden ser alojados por parejas en jaulas de cien x 40 x 60 cm. Como dimensiones mí­nimas, más allá de que la oportunidad de que crí­en en ese recinto es poco menos que recóndita. Es recurrente en muchos géneros de hábitats forestales, como sotos, dehesas, bosques de ribera, parques y jardines. Su dieta es principalmente granívora, por lo que se nutre en el suelo, formando pequeños bandos durante el invierno. El Pinzón vulgar recibe la denominación de célibe, (el coelebs que hace aparición en el latín de su nombre científico) por la práctica que tiene a menudo de formar bandos de un solo sexo durante el otoño y el invierno. Iberia es receptora de millones de pinzones que comienzan a llegar en los últimos días de septiembre.