Pajaro Periquito

En estado salvaje viven en enormes bandadas para evitar el ataque de los depredadores. En cautiverio también les agrada estar acompañados o cuando menos en pareja, en tanto que son muy sociables y afables. Se adecentan y se rascan mutuamente y son tan fieles que no van a dejar que un extraño cumpla estas funcionalidades.

De la familia de los periquitos, no existe mejor compañero que este. En alguno de las situaciones, debes evaluar qué está afectando a tus periquitos y ver de qué manera puedes arreglar el inconveniente. Lo ideal es que puedan vivir serenamente y en compañía el número de aves que quieras tener, eso sí, recuerda que cada vez que integres un nuevo miembro al grupo sigas mejorando las condiciones de todos. La jaula del periquito ha de estar resguardada del frío, en una habitación que se sostenga entre los ºC. Debe ser metálica, rectangular y de enormes dimensiones para que tenga independencia de movimiento y logre ejercitarse.

Lo destacado es dejar al pajarillo en una habitación grande, apacible y segura. Debes sacar cualquier planta tóxica, cerrar puertas y ventanas, y asegurar todas las rendijas entre los muebles. Los cuartos infantiles tampoco se aconsejan, puesto que estas aves son muy sensibles a ruidos altos y movimientos bruscos, además los niños suelen olvidarse de cerrar las puertas.

¿es Hembra O Macho?

Les encanta escalar y colgarse de las ramas de los árboles o de los palos y barrotes de la jaula. Tenemos la posibilidad de enseñarles a subirse en nuestro dedo y a volar libremente por una habitación segura. Otra forma de saber el sexo del periquito, bastante dificultosa, es la palpación de la cavidad celómica. El celoma es una cavidad que existe en el vientre del periquito que alberga, entre otras cosas, el oviducto y los huevos, en su caso.

Para la crianza en el hogar se aconsejan grupos de 2, cuatro o seis aves, mitad macho y mitad hembra. Por norma general los machos se llevan bien entre ellos, son las hembras las que, si conviven solas, se pelean. A la inversa de otros animales, los periquitos hembra son quienes tienden a dominar. Los periquitos son aves muy sensibles que pueden enfermarse con determinada facilidad si no reciben los cuidados apropiados.

Nutrición

De esta manera se pueden llevar a cabo nidos para periquitos amoldados a las jaulas, en vez de comprar uno que después no tenga el tamaño conveniente. En el momento en que viven en estado salvaje les gusta vivir en zonas abiertas en las que no predominen los árboles. Siempre y en todo momento viven cerca del agua y tienen la posibilidad de frecuentar zonas urbanas, como parques y jardines. Por otro lado, se puede entender la edad del ave en base a las líneas que tiene en la frente. Los jóvenes la tienen cubierta de líneas, al tiempo que los mayores la tienen lisa.

Las dimensiones ideales para la jaula son de 50X40 centímetros y que la base sea extraíble para facilitar su limpieza. Ha de ser lo suficientemente amplia y extensa a fin de que pueda desplazarse y volar sin agobiarse. El sitio principal y donde más tiempo pasará nuestra mascota es su jaula, por lo que debemos prestar particular atención a su higiene y limpieza. Los periquitos son los más conocidos de toda la familia de los psitácidos, probablemente gracias a su docilidad y simpatía.

La promesa de vida de nuestro periquito va a depender mucho del ambiente y su alimentación. El periquito australiano o común puede vivir hasta 15 años en cautividad y de 4 a 6 años en libertad. La jaula o aviario debe tener unas medidas mí­nimas, y estas son, en dependencia de los ejemplares que convivan, las que les permita desplazarse con facilidad, prolongar las alas y realizar vuelos cortos. Siempre pone su jaula en sitios altos protegidos de otros animales probablemente dañinos , lejos de corrientes de aire y, si es posible, con luz natural directa en primavera y verano. Los periquitos eligen que su jaula esté siempre y en todo momento exactamente en el mismo sitio, el cambio continuado les genera estrés, aunque no tienen inconveniente en salir de su jaula para volar libremente por una estancia segura.

Eso sí, va a haber que aguardarse hasta que las crías tengan al menos un mes para separarlos de los progenitores y trasladarla a otro módulo. Hay veces que los periquitos se muestran reticentes a las personas. Si notas que se asustan lo comprobarás porque suelen poner tiesos con las alas pegadas completamente a su cuerpo. Su canto no es tan delicado como el de los canarios, pero si unimos sus palabras, su carácter y su impresionante plumaje los hacen una excelente mascota para tener en casa. Siendo animales tan extremadamente sociables, si sienten soledad tienen la posibilidad de padecer de melancolía y otras patologías bastante graves.

Cacatúa Galah: Todo Lo Que Has De Saber Sobre Este Ave Exótica

Si quieres mimar a tu pajarillo, es mejor que le ofrezcas mucho más fruta fría y hojas verdes como diente de león. La distinción de género no resulta fácil en los periquitos, puesto que el colorido plumaje es igual en las hembras como en los machos. En las hembras es de color cobrizo y en los machos es azul, pudiendo llegar a ser violeta o rosada. Después de un tiempo, la mayoría de los periquitos se vuelven dóciles. No obstante, el contacto con los humanos jamás basta para aliviar la necesidad de interacción y comunicación de estos alegres pajaros pequeños. Es obvio que un espejo o un pájaro de plástico no reemplazan a un compañero enserio.

Es de un carácter bastante pacífico y no frecuenta tener inconvenientes de convivir con otras aves. No obstante, puede presentar algunos problemas en la temporada de celo con las aves de su clase, habiendo batallas para impedir que otra ave le quite la pareja, conque en este aspecto hay que andarse con bastante ojo. Pero, si se tiene algún ave en el aviario que no sean muy buenos cuidadores, siempre y en todo momento es bueno entender que podrás recurrir a esta clase para cuidar a los pichones.