Lavandera Ave

Entretanto, la hembra se inclina, levantando y entreabriendo el pico. Esta ave frecuenta resguardar los territorios en los que anida, creando estos nidos bajo las tejas o las piedras, sobre los muros y las paredes o ocultos entre la vegetación . Por lo general, la hembra pone entre 5 y 6 huevos de color gris jaspeado-parduzco, los cuales se incuban entre 11 y 16 días.

lavandera ave

No reemplazan el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es conveniente la solicitud con un especialista de confianza. Por otro lado, entre las curiosidades mucho más llamativas de esta especie es que busca refugio frente sus depredadores en las avenidas de las enormes urbes, donde los mayores suelen hacer nido. Asimismo, grandes conjuntos acostumbran a agruparse a lo largo de la noche en los núcleos urbanos para reposar y al llegar el amanecer se desplazan hacia las praderas fuera de la ciudad.

Lavandera Blanca – Aves De Valencia

En Cataluña se ha descrito un núcleo reproductor formado por híbridos de iberiae y cinereocapilla. En el resto de la Península hace aparición de modo disperso, con visibles ausencias en gran parte de Extremadura, Andalucía, el valle del Ebro y Cataluña. En ambos pasos, pero fundamentalmente durante el otoñal, se aprecia por todo el territorio español, Canarias incluida. Miles de aves acuáticas utilizan los humedales de Cantabria como lugar de alimentación y reposo en sus migraciones o como rincón de invernada. Estudiar a identificarlas o conocer sus hábitos y sus principales amenazas son varios de los puntos que se van a tratar en este curso.

La lavandera blanca está que se encuentra en Europa, Asia, África, y en menor medida en Groenlandia y Alaska. Una lavandera citrina con presa en su pico se sienta en una rama. Primer chato de una lavandera blanca con la nueva captura de los… Arroyos con aguas vivas y fondos rocosos, pequeñas cataratas y tiempo húmedo.

Hábitat De La Lavandera Blanca

Pájaro estilizado de aspecto muy propio, con larga cola y tonos blancos, negros y grises. Exhibe dorso gris ceniza, vientre blanco, y alas negras y con bandas blancas en el momento en que están plegadas . Posee cola larga y negra, con plumas ajenas blancas, y patas y pico negros. El patrón de la cabeza resulta muy contrastado, con la cara blanca cercada arriba y por debajo de negro. Luce un plumaje invernal similar, aunque el color negro en la cabeza está más achicado, y exhibe garganta blanca y banda pectoral negra .

Se trata de un ave muy adaptable, capaz de ocupar medios muy distintos, tanto naturales como humanizados. Durante la época de invierno la lavandera blanca luce un plumaje afín, si bien el color negro en su cabeza es mucho más achicado y exhibe una garganta blanca con una franja en el pecho de tono negro. Ambos sexos son muy similares, pero la hembra difiere gracias a las plumas grises de su nuca. Una raza más oscura de origen británico, la lavandera enlutada, inverna en muy bajo número en este país.

Como su nombre indica, es más simple de ver en la proximidad de pequeñas cascadas y saltos de agua. Dicha ave puede adaptarse de manera fácil a casi cualquier hábitat y no teme a la presencia del hombre, razón por la que es común apreciarla en ciudades muy pobladas. Ahora hallarás toda la información sobre esta curiosa ave. Su dieta, estrictamente insectívora, consta de una extensa variedad de especies terrestres y acuáticas, si bien resalta el consumo de larvas y mayores de mosquitos, moscas y chinches. La técnica mucho más usada para conseguir alimento consiste en la búsqueda y el picoteo en el suelo, seco o encharcado, con eventuales persecuciones andando y en vuelo.

Su práctica de asociarse al ganado vacuno le ha valido su nombre vernáculo. En época de cría ocupa entornos muy variados, en muchos casos con predominación humana y próximos al agua, así como ríos, riachuelos, charcas, pastizales, huertos, regadíos y parques. En la mitad sur peninsular, la asociación al agua resulta mucho más marcada. En relación a la altitud, nidifica entre el nivel del mar y los 1.600 metros en Gredos, aunque resulta mucho más escasa sobre los 1.000 metros. En invierno utiliza medios similares, pero con determinada prioridad por cultivos y pastizales.

Sus patas y su pico son negros, pero el centro de su cara y la parte de arriba e inferior de su cabeza son blancos. El periodo de cría se prolonga entre marzo y agosto, y efectúa una o 2 puestas. El nido, construido casi de forma exclusiva por la hembra, radica en un pequeño cuenco de yerba seca, ubicado en el suelo, a resguardo de alguna aniquila o arbusto. Pone de 4 a seis huevos, de color blanco sucio y con rebosantes pintas oscuras, que son incubados por los dos sexos a lo largo de unos 12 días. Tras días de cuidados por parte de los progenitores, los pollos abandonan el nido, aunque permanecen en el territorio familiar varias semanas mucho más. En España se aprecia en la mayoría de los casos la subespecie alba, aunque asimismo hay presencia invernal escasa de yarrelli, más que nada en el norte y oeste del territorio ibérico.

Información

La lavandera blanca solo cría en la Península, de manera abundante en el norte y de modo más poco y localizado hacia el sur, faltando en determinados campos de La Mácula, Extremadura y Andalucía. En invierno resulta más abundante y está mucho más extendida, ocupando asimismo Baleares y Canarias. Los jóvenes de esta especie tienen la cabeza clara de color grisáceo y las patas y el pico son de tono negro. Asimismo, las crías detallan mucho más uniformidad cromática que los adultos, no tienen el color negro en la cabeza y llevan una franja grisácea en la región pectoral. Este animal muestra un dimorfismo sexual sucinto, ya que el macho tiene el vientre blanco mientras que su pecho y dorso son de color negro.

Presenta una variabilidad geográfica muy grande, con 11 subespecies reconocidas, consideradas en ciertos casos por ciertos autores como especies separadas. Entre ellas habitan sorprendentes aves como el roquero solitario, la collalba negra o el colirrojo tizón a quienes intentaremos ver en todo el paseo. La primera pollada del año, tras escapar del nido, es atendida por el macho, ya que habitualmente la hembra ya ha iniciado la segunda puesta. Los polluelos que se desarrollan con velocidad, a los 15 días van del nido, ocultándose entre la vegetación. En cambio, si el nido está en el suelo, lo dejan a los 12 días.

Pone de cuatro a seis huevos, blanquecinos y con finas motas, que son incubados por los dos sexos a lo largo de unos 12 días. Tras días de cuidados por parte de los dos progenitores, los pollos abandonan el nido, aunque son cebados al menos una semana más. El desarrollo de elaboración de la cerveza emitía un aroma que atraía a múltiples especies de aves.

Plumaje dorsal gris, ventral blanco y alas negras con franjas blancas. Ave terrestre de pequeño tamaño (aprox. 19 cm) con una característica cola extendida de tonos grises y amarillos y que frecuenta desplazar rítmicamente. La hembra tiene babero y garganta blanca y el vientre es menos amarillo. Los machos pierden en invierno también el babero y la garganta negra.

La hembra es bastante similar al macho físicamente, pero los tonos de su dorso son un tanto mucho más claros. Por lo general, esta ave elige los terrenos libres, soleados y con vegetación baja donde abunde el agua. De la misma manera, se le puede ver cerca de casas en granjas, en pueblos o en enormes urbes. La lavandera blanca impide las áreas secas y los bosques densos.

Las pipitas blancas, como son conocidas en Málaga, se asocian al frío y la lluvia pues se ven con mucho más continuidad en invierno, cuando hay más ejemplares por la llegada de invernantes. En Alemania consideran este ave la patrona de los cerveceros pues el aroma de su elaboración las atraía a las fábricas donde aprovechaban los residuos de la levadura como alimento. Presente en diferentes tipos de hábitats, la mayor parte unidos al agua. Praderas húmedas, cultivos, riberas litorales, riberas, embalses, lagunas, charcas temporales, parques y jardines y hasta el ambiente urbano. Esta “pipita” (nombre vernáculo de las lavanderas en Málaga) se asocia a los arroyos de aguas limpias y en movimiento.