Las Ranas Ponen Huevos

Allí los huevos eclosionan y las larvas acaban de realizarse en estos ambientes acuáticos “privados”. Décadas de investigación han acabado en un estudio que ha analizado la pluralidad de tácticas reproductivas de los anfibios, describiendo hasta 74 formas diferentes en que sus huevos y larvas pueden realizarse . En los anfibios anuros, estos conjuntos de huevos son de dimensiones y formas distintas según la familia o clase. El equipo constató que los embriones conseguían crecer en las charcas desecadas si los huevos quedaban envueltos por la espuma babosa que segregaba la madre. En ciertos nidos desperdigadas por el suelo seco los embriones consiguieron aun acabar el desarrollo, hasta el momento en que la charca cercana volvió a llenarse con las lluvias, y un puñado de ellos eclosionaron convertidos ahora en renacuajos. «El nido de espuma actúa casi como un sistema de soporte escencial que guarda la viabilidad de los huevos», asegura Gould.

El tipo de amplexo puede cambiar, pero lo más común es que el macho se abrace a la hembra por las axilas o por las ingles. En la temporada reproductiva, los machos tienen la posibilidad de desarrollar callos en los brazos, manos o barbilla para poder sostenerse mejor a su pareja. Otros anuros son explosivos, esto es, que se reproducen a gran velocidad y en un intérvalo de tiempo de tiempo muy corto, comunmente tras lluvias intensas que forman charcas temporales. La desecación de la masa de agua es inminente, así que hay que ponerse manos a la obra veloz. El producto fué verificado para asegurar la mayor precisión posible (el contenido incluye links a sitios de medios acreditados, instituciones académicas de investigación y, esporádicamente, estudios médicos).

Principalmente, Delia y Bravo-Valencia observaron que las ranas hembras se posaban sobre sus huevos hasta cinco horas tras haberlos puesto. Los traslúcidos estómagos de las ranas absorben el agua de las hojas cubiertas de rocío, que entonces usan para hidratar los huevos cubiertos de gelatina. Hinchándose de hasta cuatro ocasiones su espesor, la gelatina resguarda los embriones desarrollandose de depredadores e infecciones por hongos. Las ranas marsupiales como Fritziana goeldii cargan sus huevos a la espalda y depositan a los renacuajos en las plantas de bromelia o en los tallos del bambú. «Existe una gran preocupación de que estas especies desaparezcan tan pronto, o aun antes, sean descritas por la ciencia», asegura el líder de la expedición, Paul S. Hamilton.

“Las ranas de cristal no son sino más bien una pequeña rama en el árbol de la vida”, comentó Delia sobre sus nuevas visualizaciones. “Pero la manera en que habíamos subestimado la diversidad de la conducta de los progenitores destaca la relevancia de salir al campo y ver el accionar los animales”. Por servirnos de un ejemplo, si la metamorfosis se genera antes o después de la eclosión de los huevos, o si los mismos huevos se depositan en nidos de espuma o de burbujas, entre otros muchos. Los huevos tienen la posibilidad de realizarse en el cuerpo de entre los progenitores o tienen la posibilidad de depositarse en ámbitos acuáticos, como ríos, riachuelos, estanques, lagos y cálices de flores o plantas, o entornos terrestres, como rocas, laderas e incluso montículos de termitas. En ecología se estima que las especies que padecen metamorfosis, por ejemplo, lo hacen para eludir la competencia de los mayores con sus crías, ocupando distintas nichos ecológicos. Generalmente, los renacuajos viven en el agua y son herbívoros, al tiempo que las ranas viven en la periferia del agua y tienen una dieta más amplia.

«La buena nueva es que los animales todavía están allí, y vivos, por lo que todavía hay tiempo para salvarlos de la extinción», ha añadido Kerry Kriger, director ejecutivo de la RAEI. Este bosque tropical está amenazado por la deforestación para el pastoreo, la tala y la caza . Además, el aumento de las temperaturas también podría dañar este ecosistema. Una vez que poseemos una hembra fecundada, esta depositará sus huevos en una balsa de agua, cerrando de esta forma el ciclo vital de una rana. Lo explicado previamente se ajusta a la estrategia reproductiva tradicional para los anuros. Cerca de la mitad de especies de anuro prosiguen esta estrategia, pero la otra mitad ha creado algunas ediciones sobre ella.

Las Ranas Nacen Como Larvas

Entre ellos se encontró que tenían 71 modos distintos de reproducirse, de los cuales 56 eran exclusivos para la clase. Una expedición científica ha descubierto un increíble paraíso natural cerca de la costa de Ecuador irreconocible hasta ahora. En medio de estos animales se encuentran una serpiente que devora babosas, una salamanquesa tan diminuta que es mucho más pequeña que la goma de un lapicero y hasta 30 nuevos géneros de ranas de lluvia . Son tan destacables que ponen sus huevos en los árboles en lugar de en el agua.

Los embriones se desarrollan en el medio ambiente externo, dentro de los huevos, y se alimentan de las reservas de alimentos presentes en este sistema. Los animales ovíparos no tienen la necesidad de ingerir tanto alimento como los vivíparos pues no están gestando y pueden producir un mayor número de crías. Entre los puntos más especiales de los anuros y otros anfibios es su doble vida. En el momento en que nacen, las ranas son totalmente acuáticas, pero conforme crecen, desarrollan la capacidad de salir a tierra.

«mini Ranas» En Lugar De Renacuajos

Los desenlaces podrían ayudar a proteger los anfibios amenazados por la desaparición de su hábitat. «Comprender las áreas de campeo y el tipo de ámbitos que frecuentan, y por qué razón lo hacen, reviste suma importancia para cualquier campaña de conservación», aclara Burmeister. Todo el contenido del sitio web es propiedad de PARQUES REUNIDOS SERVICIOS CENTRALES, S.A. Mis Animales Revista sobre consejos, cuidados y todo lo relacionado al planeta animal.

Varios de ellos son depredados por inmensidad de animales, mientras que otros mueren al desecarse las aguas donde fueron depositados. Una vez situados en el amplexo, la hembra empieza a despedir los huevos sin fecundar al agua por medio de la cloaca, un orificio único que sirve para reproducirse y despedir los desechos anatómicos. Mientras que los huevos son expulsados, el macho libera los espermatozoides sobre ellos, asimismo a través de la cloaca.

El modelo asimismo considera el sistema de alimentación de la prole. Por poner un ejemplo, las cecilias Boulengerula taitanus y Siphonops annulatus, nutren a sus crías con su piel. “La diversidad del modo reproductivo es el resultado de presiones selectivas como la competencia y la depredación”, dice Toledo. “Un estanque es un ambiente muy peligroso lleno de predadores como peces, larvas de libélulas y otros renacuajos carnívoros. Cuando una especie puede desovar fuera del estanque, en una hoja que cuelga, por ejemplo, los huevos pueden huír de todos estos predadores acuáticos y los renacuajos caen al agua cuando están listos para confrontar al mundo”. Elisa Barreto Pereira, ecóloga en la Universidad Federal de Goiás, en Brasil, que no participó en el estudio, opina que los nidos de espuma podrían ser cruciales para asegurar la supervivencia de las ranas al cambio climático.

¿Qué tienen en común el halcón, la serpiente, el ornitorrinco o la rana? La respuesta es que todos ellos son animales ovíparos, esto es, nacen desde huevos. Ovíparo es una palabra que literalmente significa “que pone huevos” y se diferencian de los vivíparos pues estos últimos se desarrollan y nacen del vientre de su madre. Una de las modificaciones más drásticas fué la aparición del desarrollo directo en múltiples especies.

Querido lector, si usted se está haciendo esta pregunta se acaba de meter de lleno en un genuino berenjenal. Los anfibios son algunos de los seres que cuentan con un mayor número de tácticas reproductivas. En el momento en que charlamos de la reproducción de los anfibios las posibilidades son tan variopintas como las distintas configuraciones de un caleidoscopio. Hasta la actualidad, la utilización de la espuma por parte de diversas especies de ranas y sapos como medida protectora contra la desecación de los huevos era una pura suposición, con pocos estudios que lo hubieran comprobado sobre el lote. Así que Gould y sus colaboradores supervisaron 641 nidos de espuma elaborados por la rana de Fletcher con el objetivo de saber si los embriones subsistían a las condiciones áridas de las montañas. De igual forma, llevaron a cabo los primeros experimentos de laboratorio donde siguieron con atención el desarrollo de los huevos en nidos privados de agua.

Quizás un moco espumoso no suene como la vivienda más acogedor, pero para la prole de algunas ranas es un refugio providencial contra la sequía. Los anfibios por norma general hacen la puesta en charcas pues los huevos blandos y gelatinosos necesitan de agua para completar el avance, pero muy frecuentemente se secan. «La primordial causa de muerte de los huevos es la desecación», explica John Gould, ecólogo de la Facultad de Newcastle.

“Esta elasticidad habría de ser una ventaja para adaptarse al cambio climático”, añade Baptista. “Si los estanques se secan o desaparecen las bromelias, la especie puede subsistir mudando de modus operandi”. La mayoría de las especies, sin embargo, solo utilizan uno de los otros 74 modos y muchas de ellas se piensan conminadas o en riesgo de extinción debido al cambio climático.