Fruto Castaña

Lo saben bien en las Alpujarras, donde organizan un potaje clásico de los meses fríos. O en las zonas de caza de Extremadura y Galicia, donde las castañas son un buen acompañamiento para el ciervo, el jabalí o, simplemente, las setas. El chef francés Jean-François Piège ha sublimado una salsa de castañas que acompaña a la carne de ciervo cocinado a baja temperatura. Me encantan las castañas, sobre todo asadas, riquísimas tienen escasas calorías y un alto contenido de fibra, proteínas e hidratos de carbono, ideales para las dietas adelgazantes debido a su efecto saciante. Para asar castañas en casa lo idóneo es recurrir a la habitual sartén castañera, con orificios, que se puede utilizar sobre leña, brasas o, si están adaptadas, el fuego de la placa de cocina.

Forma parte a la familia Fagáceas y al género Castanea y es muy apreciada su madera en la construcción por ser muy fuerte y fuerte. La castaña es un alimento con un alto contenido en glúcidos, 36,6 a 39,8g y muy energético puesto que contribuye entre 170 y 182kcal por 100g de peso comible. Las castañas crudas están riquísimas, aunque su digestión no es lo más fácil del mundo. Deben masticarse bien, tratando no beber demasiado al mismo tiempo, pues pueden fermentar en el estómago y generar molestos gases.

El Magosto, La Fiesta De La Castaña

Puede medrar algo mucho más que el chino, si bien lo habitual es localizarlo en porte de simple arbusto. Sus pequeñas castañas son comibles, habitualmente de forma hervida o asada. El ejemplar tiene cientos y cientos de anécdotas y curiosidades prologadas por Paco Torreblanca, uno de los mucho más reconocidos pasteleros españoles y con colaboraciones tan esenciales como las de Carlos Acoytia o Santiago Pereira, de la Facultad de Lugo. Además de las mucho más de 70 recetas elaboradas por Flavio, ilustradas con más de mil fotografías. Ricas en hidratos de carbono, las castañas fueron una opción alternativa saludable para mitigar el hambre en la Edad Media. Conoce más sobre este fruto milenario de fuerte arraigo en Galicia.

Una vez peladas o asadas, las castañas también se tienen la posibilidad de conservar en nevera o congelador, pero su tiempo de conservación se reduce. El proceso es muy sencillo, se deja secar algo más de una semana y una vez secas, se ponen sobre las brasas del fuego y con el calor y el humo se secan perdiendo cantidad considerable de agua y consiguiendo un proceso de deshidratación natural. Las castañas pilongas no son más que la castaña deshidratada mediante un desarrollo natural de calor y humo a fin de que tengan la posibilidad de preservarse a lo largo de mucho más tiempo.

El Español

El envase ideal es de mimbre u otro cesto que tenga respiración para evitar humedades. Es un ingrediente ideal para tener en nuestras cocinas en otoño. El Imperio Romano fue el responsable de extender el uso de este alimento por sus regiones, lo que contribuyó a su expansión.

Continuar la cocción a temperatura alta, hasta el momento en que estén bien doradas y hayan comenzado a perder volumen. Integrar las patatas, salpimentar, eliminar y añadir el vino. Cuando evapore el alcohol, echar las castañas cocidas y media salsa de mostaza y continuar la cocción bajando un poco el fuego. Cocinar unos minutos mucho más, añadir unas yerbas frescas y servir con el resto de la salsa.

Durante siglos, la castaña fue un alimento básico en sustitución a los cereales. Se consumían secas, asadas o con apariencia de harina hasta el momento en que la patata y el maíz se transformaron en alimentos usuales en el siglo XVI. En la actualidad, la castaña se consumen en la mayoría de los casos asadas, cocidas o secadas al humo (castaña pilonga). Cabe destacar que la manera mucho más saludable de comerla es cruda y fresca, puesto que nos aporta sus nutrientes, cosa que se marcha perdiendo al cocinarla de cualquiera de sus recetas.

Por eso de forma frecuente se acompañen con neutralizantes de este efecto, como comino, anís o matalahúva. La castaña también es rica en fibra, con lo que asistencia al buen desempeño del tránsito intestinal y a combatir el estreñimiento. Escribo sobre método de vida beneficioso para la salud, nutrición y fruta, mucha fruta. Asimismo me agrada compartir ideas para llevar una vida activa y sana.

fruto castaña

Incorporamos las castañas y regamos poco a poco con el caldo de verduras caliente. No añadimos más hasta el momento en que el arroz no haya absorbido el caldo ya añadido. Después de unos 16 minutos, agregamos el caldo sobrante y el queso parmesano. Acabamos agregando la nata y removemos un par de minutos antes de emplatar con algo de perejil y una migaja de parmesano. Son muchos los modelos que tenemos la posibilidad de asociar con el otoño, pero pocos despiertan tanta nostalgia como las castañas.

La castaña es el fruto del castaño, de forma redondeada y plana por un lado, comunmente de color cobrizo brillante por fuera y la pulpa blanco-amarillenta y de sabor dulce. Suelen comerse asadas aunque hay muchos más usos y formas de presentación en el mercado. Cortar el solomillo atemperado en medallones de un espesor entre 1-1,5 cm. Salpimentar y cocinar a fuego fuerte sobre una plancha o sartén, marcando bien por las dos caras, utilizando poco aceite. En la misma sartén, dorar las cebollitas dejando que se churrusquen tenuemente por fuera.

Fruto Seco

Como ahora hemos contadoen diferentes oportunidades, este nutriente contribuye varios beneficios a nuestro organismo. La saciedad, esa percepción de que uno no necesita comer mucho más pues está lleno y que nos resguarda contra la obesidad, es uno.

Tras conocer mejor varios de los tipos de castañas más populares, te aconsejamos leer este otro artículo sobre Cuáles son las setas comibles en España, otras personajes principales del otoño. Este es el llamado comúnmente castaño americano, una especie antes muy abundante, pero que fue gravemente afectada por una patología de principios del siglo XX que aún el día de hoy sigue activa. Era una clase muy importante para los nativos americanos, que extraían su madera y comían sus frutos. El Magosto se celebra especialmente en las ubicaciones de interior de Lugo y en Orense cuya capital, tiene a San Martiño como patrón oficial. El Consistorio organiza una hoguera y da las castañas, el vino y el pan con chorizo a sus pobladores. A lo largo de la Edad Media los castaños fueron un recurso escencial en el sur de Europa para mitigar el apetito en época de escasez de cereal.

Esta fruta neutra se suele comer asada, en tanto que es la forma más usual de consumirla. Se puede asar al horno o a la brasa, en la cocina de nuestra casa. En España, en la actualidad, su cultivo se enfoca en zonas del Cantábrico y de Galicia donde se consume de manera habitual en diferentes recetas habituales. Su corteza que es bastante dura es de color cobrizo brillante y su interior se compone de una pulpa blanca amarillenta. cien g de mantequilla, 500 ml de leche, 6 huevos, 150 g de azúcar, 60 g de azúcar para el caramelo. Mandar comentarioHe leído y acepto la política de privacidadRed Backlink To Media recopila los datos personales solo para uso de adentro.

Por su utilidad en la cocina, admiten muchas preparaciones que se adaptan a cualquier necesidad, si bien quizá resalten particularmente como picoteo o bocado entre horas, simple de llevar a cualquier parte una vez peladas. Sus hojas se distinguen por ser enormes y compuestas, contando con 5 o 7 foliolos de bordes sutilmente dentados. El fruto, por suerte, es simple de distinguir, ya que está compuesto por una cápsula verde, bastante menos espinada que la de la castaña común y que aloja una sola castaña en su interior. La castaña en sí es más redondeada que la comible y no termina en punta.