El Mirlo Macho

Un nido que no se destroza durante el invierno puede ser vuelto a ocupar sin apenas modificación a la siguiente primavera. En grupo es un nido grande y voluminoso, a veces muy alto y jamás arrollado. En cincuenta nidos estudiados en 3 años se obtuvo un promedio de 1,43 m. Corrientemente en matorrales, setos, enredaderas, hiedra, horquillas de árboles a baja altura, huecos de leños, de rocas, taludes con vegetación.

el mirlo macho

Posado en el suelo, anda a saltos, y cuando se para muestra una pose muy erguida. Ocupa un amplio abanico de ambientes, incluyendo zonas forestales, mosaicos agrícolas, formaciones de matorral, algunos humedales, y parques y áreas ajardinadas en el interior de núcleos urbanos. Agrada de zonas cubiertas por árboles y matorrales, y escasea en los campos mucho más secos, donde se acantona en sotos y huertas. Está presente desde el nivel del mar hasta los 2.200 metros de altitud que alcanza en el Sistema Central. Las mayores densidades se registran en alcornocales, dehesas y cultivos de frutales de la zona mediterránea. Vaurie asigna a los mirlos que viven en Iberia la subespecie tipo Turdus merula merula.

El Mirlo Macho – Ver En Línea: Por Stream, Adquirirlo O Rentarlo

Durante estos días se vuelven muy irritables y se alarman próximamente. Con enorme facilidad desertan nidos que creen mal ubicados, incluso antes de terminarlos. Los primeros de la temporada están muy al descubierto gracias a la falta de densidad en la vegetación que todavía no tiene bastante follaje. Hay una considerable variación individual que afecta tanto a mayores como a jóvenes en la coloración y fabricantes del plumaje. A causa de ello resulta en ocasiones dificultoso distinguir jóvenes mirlos de hembras adultas en muda. No es infrecuente que los machos en su primer año de vida, pero ya reproduciéndose, no tengan todavía el plumaje absolutamente negro, sino con tonos parduzcos que afectan sobre todo a las alas, cabeza y espalda.

Los pollos son cuidados por los dos progenitores hasta las tres semanas de edad, si bien tienen la posibilidad de volar a los 13 días. De tonos uniformes y oscuros, el macho luce color negro, con el pico y el anillo ocular anaranjados , al tiempo que la hembra es marrón obscura, con el pico amarillento o parduzco . Exhibe un vuelo ágil y directo, recurrentemente a baja altura, entre matorrales y zonas de vegetación enredada.

Información Agregada

Plumaje totalmente blanco es inusual, pero existen casos. Muestra una distribución amplia y continua por todo el Paleártico, la India y Asia oriental. En Australia y Novedosa Zelanda se trata de una especie introducida y asilvestrada.

No suele posarse a enorme altura a no ser durante la cría el macho cuando usa un posadero para cantar. El estruendos que hace con las patas y el pico es significativo y en un bosque de especies caducifolias puede escucharse a una distancia de prácticamente 100 metros y ser confundido con el paso de otro animal. Mposible de confundir por el color negro de todo su plumaje y también por su especial conducta y actitudes, el macho del Mirlo Común, Turdus merula, es uno de los pájaros más populares y mejor conocidos de la avifauna europea. El pico de vivo color anaranjado desde enero en machos jóvenes que aún no han cumplido el año y desde diciembre en los adultos, tal como el anillo ocular amarillo, completan los aspectos más destacados. Las hembras poseen un plumaje notoriamente mucho más apagado, pardo oscuro o negruzco por arriba y mucho más claro, pardo rojizo debajo, teniendo ciertas fabricantes con apariencia de jaspeado por el pecho. En el límite norte de su área de reproducción en Europa Turdus merula es en gran parte migrador hacia el Sur y Sudoeste.

El programa Sacin facilita el saber del estado de conservación de las aves más comunes en invierno de nuestro entorno. Se realiza mediante censos cada un año en tan solo dos días cada invierno que efectúan los voluntarios con nivel medio de conocimiento en identificación de aves.

Hay asimismo en su composición no poca proporción de tallos secos de plantas, hojas y raíces. Ciertos tienen otro material ligado del tipo vegetal predominante en la zona. Varios están embrutecidos, y otros tienen varias acículas de pino.

Otros, ahora mayores, debido al desgaste tienen los bordes de las plumas de color marrón o pardo oscuro, lo que da al conjunto un aspecto como de hembras. Generalmente, los mirlos en su primer invierno tienen el pico de color hueso negruzco como en el otoño, empezando a mancharse de amarillo al final del año para ser anaranjado siempre en febrero-marzo y esporádicamente ciertos ya en el mes de enero. Turdus merula se prolonga por toda Europa faltando en Islandia.

El almacenamiento o acceso técnico que se emplea exclusivamente con objetivos estadísticos anónimos. Hablamos de un ave abundante y ampliamente distribuida en España, con tendencias positivas, por lo que no se considera amenazada. No sufre componentes de amenaza evidentes, aunque en determinadas zonas puede hallarse sometida a la presión de la caza, en tanto que en varias comunidades está considerada una especie cinegética. Las poblaciones ibéricas son mayoritariamente sedentarias, con movimientos locales o regionales de entidad desconocida. Además, la Península y Baleares reciben aves migrantes e invernantes procedentes del centro y el norte de Europa. El paso prenupcial se registra en el mes de febrero y marzo, al tiempo que el posnupcial se descubre de septiembre a noviembre, con máximos a finales de octubre.