Ejercicios Para Fortalecer Los Muslos

Aunque, a priori, semeja complicado, tonificar las piernas en el hogar puede ser una tarea mucho más fácil de lo que semeja. Para esto, solo tenemos que hacer una buena rutina de ejercicios. Colocate parado con los pies separados a la altura de las caderas. Da un gran paso hacia un lado con una de las piernas, la izquierda por poner un ejemplo, y dobla la rodilla derecha. Empuja las caderas hacia atrás y baja hasta el momento en que la rodilla derecha esté en un ángulo de 90 grados.

Por el hecho de que hay buenas causas para trabajar esta región del cuerpo, además de esculpir tu figura, claro. Y para contribuir a replanteártelo, dos especialistas nos han desvelado nueve ejercicios simples para que logres ponerte en marcha ya mismo. La manera más simple y práctica de llevarlo a cabo es usando unas pesas tobilleras, sobre todo en el momento de llevar a cabo zancadas, sentadillas, puente de glúteos, patadas de glúteos, step-up o abducciones con patada lateral. En el momento de escoger el peso de estos lastres, la especialista aconseja elegir un 1 kg de peso para personas con un nivel de entrenamiento bajo y subir la carga hasta 2 kilos para personas con un nivel de entrenamiento medio-alto.

Rutina De Entrenamiento

Para hacerla, ponte en la posición de sentadilla, baja hasta que tus piernas formen un ángulo recto y al subir da un salto. Al concluirlo, vuelve a realizar la sentadilla y salta nuevamente. Pero hay otros ejercicios que pueden endurecer las piernas. Lo importante es realizar ejercicios que impliquen levantar peso, el de tu propio cuerpo. Colócate con los pies separados a la altura de las caderas y sostén un peso frente al pecho, con los codos apuntando hacia el suelo. Empuja las caderas hacia atrás y doble las rodillas para bajar a una sentadilla.

La posición inicial es en cuadrupedia, con rodillas y manos apoyadas en el suelo. Coloca las manos abiertas a la anchura de los hombros y las rodillas rectas, justo debajo de las caderas. Empieza primero con una pierna, manteniendo la rodilla doblada a 90 grados y subiendo la pierna hasta que esté al nivel de la cadera. Después baja la rodilla hasta llegar prácticamente al suelo y repite el movimiento. En el momento en que hayas completado las reiteraciones con una pierna, cambia y repite lo mismo con la otra pierna.

Esta Es La Tabla Ilustrada Diseñada Por Una Entrenadora Personal Que Vas A Querer Realizar Para Tonificar Estas Zonas Del Cuerpo

Comienza por una superficie más baja hasta que consigas dominar la técnica y después puedes ir incrementando la altura. Pone los brazos mirando al frente para progresar la seguridad en el momento en que debas realizar el movimiento. La rodilla de la pierna de enfrente no debe exceder la altura del pie. Si bien este workout es una de esas elecciones a almacenar en favoritos para hacer de manera recurrente, la virtud está en el punto medio.

Pone el objeto que vayas a levantar del suelo en la mitad de las piernas . Comienza a bajar las piernas con el pecho viendo al frente, lanzando el glúteo ligeramente hacia atrás y tratando de bajar con la espalda lo mucho más recta viable. Con ambas manos al unísono, sujeta el objeto fuertemente y tira hacia arriba. Hazlo empleando la fuerza de las piernas y la espalda, evitando que los brazos concurran en este movimiento.

Para finiquitar, desplaza el peso del cuerpo sobre la punta del pie para tensar toda la musculatura y también la pierna y el muslo. Desafortunadamente, bastante gente desatienden este tipo de ejercicios, especialmente si hacen actividad física como correr o caminar en bicicleta. Obtendrás mejores desenlaces si haces ejercicios de fuerza que se dirijan específicamente a tus piernas al menos una vez a la semana.

La clave para tonificar esta una parte del cuerpo está sobre todo en los ejercicios de fuerza (asimismo con peso). Coloca el pie derecho encima del escalón, dobla las rodillas y baja las caderas hasta que el muslo izquierdo quede paralelo al suelo. Las zancadas o estocadas asimismo son muy comunes para trabajar nuestras piernas.

Las clásicas sentadillas son uno de los mejores ejercicios para fortalecer piernas, muslos y glúteos. Para realizarlas, abre las piernas un poco más del ancho de las caderas, activa la región abdominal, junta las manos de forma fuerte y comienza a agacharte tal y como si fueses a sentarte en una silla. Baja todo lo que consigas, manteniendo las piernas siempre y en todo momento en la misma posición.

Menos Dolores De Espalda, Quemar Mucho Más Calorías

Colócate parado con los pies, rodillas y caderas alineados. A partir de aquí, da un paso adelante y mantén el 50% de tu peso en la pierna de enfrente y el otro 50% donde queda atrás. Flexiona ambas rodillas y mantén la columna vertebral en curvatura fisiológica habitual y perpendicular al suelo. Para realizar este ejercicio de piernas en casa, ponte de pie, con la espalda y la cabeza rectas y coloca un pie sobre el escalón. Luego, eleva todo el cuerpo hasta el momento en que la pierna del escalón esté completamente recta y la que estaba en el suelo en este momento quede en el aire. Por último, vuelve a la situación inicial y haz lo mismo con la otra pierna.