Clitocybe Nebularis

Siempre decurrentes. En todo caso, si se consume se debe llevar a cabo con precaución en pequeñas cantidades y evitando los ejemplares muy maduros. Las láminas son blanquecinas o cremosas, tenuemente decurrentes con el tiempo. La esporada es de color crema claro. La superficie del sombrero es grisácea o pardusca, como espolvoreada de harina. Puede alcanzar en torno a los 15 cm de diámetro.

Clitocybe nebularis es una clase tardía que aparece bien entrado el otoño y persiste aun hasta diciembre. Comunmente medra en conjuntos, a veces muy varios y formando grandes círculos llamados «corros de brujas«. En ciertos sitios la piensan comible y la consumen y en otros parece ocasionar trastornos gastrointestinales. Entre quienes la consumen también hay criterios dispares acerca de su valor culinario.

Seta Pardilla O Clitocybe Nebularis

Crece en bosques de coníferas y frondosas de Europa, América del Norte y norte de África. El pie, mucho más pálido que el sombrero, se engrosa hacia la base, donde tiene un aspecto algodonoso. Al elegir una región, podría cambiar el idioma y el contenido promocional que hace aparición en el sitio de Adobe Depósito. Guardar mi nombre, dirección de correo electrónico y sitio web en este navegador para la próxima vez que comente.

Clase sustanciosa, de tamao mediano o grande , en la que prevalecen los colores grises, con tonos parduzcos en el sombrero y con tonos blanquecinos o cremas en el pie. Las lminas son decurrentes, caracterstica que ayuda a distinguirla de la dañina Entoloma sinuatum. El fragancia que desprende tambin es muy caracterstico, fuerte y complejo de definir. Buena comible para algunos pero no soportada por todos, puede ocasionar ciertos trastornos digestibles, se recomienda una coccin completa para su consumo. Provoca intoxicaciones graves. Respecto a la tóxica ENTOLOMA LIVIDUM atender a sus láminas mucho más blancas (quizás amarillo-crema en ejemplares viejos), pero jamás rosadas.

Clitocybe Nebularis O Pardilla

Bosques distintos de frondosas y de coníferas. Zonas de matorrales. En ocasiones forma enormes corros o hileras.

clitocybe nebularis

La carne es blanca, primero estable, entonces blanda. Tiene un fragancia característico, ciánico. La pardilla es una seta con el sombrero convexo o acampanado al comienzo. Entonces se marcha aplanando, si bien sostiene el borde enrollado a lo largo de bastante tiempo y, muchas veces, el mamelón central. Finalmente se estira, se ondula el borde, e inclusive puede llegar a deprimirse. Final de verano y otoño en bosques de frondosas y coníferas, entre brezos, entre la hojarasca y restos de agujas, en círculos y también filas.