Avion Comun Cria

Los nidos son un cuenco de barro, paja y yerbas con una pequeña abertura y con el interior acondicionado con plumas y hierbecillas que están situados recurrentemente bajo los aleros de las edificaciones. Fuera de las zonas urbanas anida en cuevas, salientes de roquedos o barrancos, preferentemente cerca de masas o tutoriales de agua. En el Catálogo Nacional de Especies Amenazadasaparece como “De interés especial”.

Acompáñanos al Parque Regional del Sureste durante una día de anillamiento. Al lado de ornitólogos expertos conoceremos qué es el anillamiento científico, para qué exactamente es útil, cómo ayuda a la comunidad científica a comprender mejor a las aves, qué metodología se emplea ¡y varias cosas mucho más! Aprovecharemos para comprender el Parque Regional dando un recorrido para descubrir cómo es el entorno y qué otros habitantes pueblan el Parque.

Construyen un nido de barro esférico, ubicado en las paredes externas de las construcciones, sobre todo pegado a la piedra, pero asimismo a la madera, y proveído de un estrecho orificio de entrada. Vive en toda Europa salvo Islandia y el radical Norte con consistencia variable, pero no faltando prácticamente en ningún pueblo o localidad, si bien sea en algunos precisamente una clase escasa o muy local. Recientemente se ha acentuado la colocación de nidos artificiales y los pájaros los han recibido bien. Varios de los nidos construidos por el Avión Común son apropiados por el Gorrión con ventaja para este por su mayor agresividad, lo que produce un impacto amenazante en las ciudades de este hirundínido. En Europa central puede llegar a sobrepasar a la Golondrina común en consistencia. Los vales de los ríos alemanes se ven llenos de estos pájaros, anidando los aviones en cortados y más que nada en paredones y almenas de viejos edificios y castillos.

Nuestras Aves: El Avión Común

En los Pririneos prefieren también la cercanía de un valle fluvial. Con ser esencial la población que podríamos llamar silvestre, considerablemente más lo es la que vive en las aldeas, pueblos y ciudades. Aleros de iglesias, almenas de castillos, puentes, grandes presas, embalses, etc. poseen también una apreciable población de aviones. Muy son pocas las colonias establecidas en barrancos ribereños, pero existen algunas, por cierto con escasos pájaros, en la Costa Cantábrica y probablemente en otros sitios de nuestra geografía.

El hecho de que esta especie no aumente su consistencia, sino más bien se aprecia un descenso, ayuda a que las colonias de novedosa creación sean pocas. A menudo están formadas por pocas parejas, pero también hay algunas muy enormes. Los nidos suelen estar emplazados bajo aleros, galerías, terrazas, corredores, e inclusive en el interior de cobertizos y guardes. En la montaña se establece en cuevas o entrantes en las paredes de roquedos y barrancos, a veces a considerable altitud. En la Península Ibérica se tienen la posibilidad de ver colonias de Avión Común Occidental en la Cordillera Cantábrica, Sistema Central y Pirineos a un nivel tenuemente por encima de los 2.000 metros. En la Cordillera Cantábrica las colonias más varias están ubicadas en cortados rocosos que dominan lagos y lagunas de montaña y ríos torrenciales en los Picos de Europa.

Muchas veces posado en el suelo o en cables de la luz y cornisas. Su dieta está dentro prácticamente de forma exclusiva por insectos voladores de pequeño tamaño. Si bien varían según lugares y fechas, las presas mucho más consumidas son dípteros y áfidos . La técnica de captura consiste en vuelos acrobáticos de persecución, en conjunto, los cuales se generan a una altura intermedia entre la explotada por la golondrina común y los vencejos . Su especialización en el medio aéreo hace que este pájaro sea muy sin dependencia del hábitat, excepto para instalar el nido. Ocupa todos y cada uno de los hábitats del Paleártico, desde el desierto hasta la tundra y del nivel del mar a la alta montaña.

El avión común fundamenta su dieta prácticamente exclusivamente en insectos que capturan al vuelo. Nidos ayudándose de inmuebles y estructuras que halla en zonas urbanas. Suele, además de esto, hacerlo en colonias y posee una enorme fidelidad al rincón de cría, más allá de que no tanto a la pareja, que suele cambiar cada año. En Zaire piensa que la causa por la cual pasan desapercibidos es el habitual vuelo prominente cazando insectos. Ciertos ornitólogos más fueron capaces de observarlos a considerable altura, 2.cien metros en el norte de Tanzania.

Solunciones A Inconvenientes Comúnes

Identificable por su parte superior brilliante azul negro y su parte inferior blanca, tiene una corta cola ahorquillada. Los aviones recurrentes son pájaros muy gregarios y familiares, con lo que es frecuente que varios nidos se acumulen en los sitios más ideales de la ciudad. Los nidos, de barro, tienen una forma casi esférica con una pequeña entrada superior.

Comunmente no caza a más de 2 km del nido y la técnica de atrapa consiste en vuelos acrobáticos de persecución en grupo. El único requisito es que exista un lugar con tierra húmeda cercano, donde los mayores puedan asistir a elegir bolas de barro que, cementadas con saliva, dan al nido su habitual perfil granuloso. Es un ave urbana presente en ciudades, pueblos y caseríos y cortijos rurales.

Los machos y las hembras son iguales al tiempo que los jóvenes son parduzcos. Se inicia en Andalucía y Extremadura en abril y mayo, y en el norte se alarga hasta septiembre y octubre. Las paradas nupciales y las cópulas de los aeroplanos son normalmente breves y duran solo unos minutos.

El nido es de barro y arcilla y lo construyen ambos progenitores adherido a alfeizares y cornisas de muros externos de viviendas y inmuebles. El nido es una semiesfera cerrada con una pequeña entrada en el borde superior (los de golondrina carecen de esta entrada y no son semiesféricos). Se nutre de pequeños insectos voladores que atrapa al vuelo. Es un eficiente controlador de la presencia estival de pulgones, moscas y mosquitos. En ellos es local, ocupando las colonias exactamente el mismo rincón un año tras otro, aunque en la misma zona existan sitios afines y que a nuestros ojos semejan más ideales.

A diferencia de las golondrinas que eligen los patios y las áreas cerradas más protegidas los aviónes construirán nidos en áreas expuestas en el exterior de las edificaciones. El avión común es un ave migratoria que llega para criar a nuestras latitudes desde marzo o abril, y se marcha desde el mes de agosto o después. Cría en el norte de África, Europa y Ásia templada, e inverna en el África subsahariana y Asia tropical. El tamaño de puesta mengua transcurrido un tiempo; de esta forma, la media en Badajoz es de cinco huevos en la primera puesta, 4 en la segunda y tres en la tercera. Ambos padres los incuban cerca de 15 días y ceban habitualmente a los pollos, hasta el momento en que vuelan a los días.

Pero lo más curioso es que las colonias siguen un patrón familiar. El nido central es propiedad de la pareja de aviones de sobra edad, al paso que los lindantes son de sus descendientes, hijos y nietos. Cada familia tiene su región acotada en la colonia de forma que los nidos de distintas familias no se intercalan. Los pasos de primavera y otoño en la Península Ibérica son muy acusados y los aviones vuelan de forma frecuente mezclados con la Golondrina Común.

¡haz Un Nido De Golondrina!

Si bien en este país se trata de una especie migradora y estival, en los últimos tiempos se ha puesto de manifiesto una mínima invernada en el suroeste de España. La abundante población española, quizás la mayor de Europa, exhibe tendencia estable. El avión común tiene toda la región ventral blanca o blanco sucio. Las alas y la cola son de color cobrizo oscuro o negro y la cabeza y el dorso son negros, aunque durante el verano boreal detallan intensos reflejos de color azul metálico. La cola es mucho más pequeña y menos ahorquillada que la de la golondrina común y las patas y dedos están cubiertos de plumas.