Anade Real Cria

Constuyen nidos de hojas y yerbas forrados de plumón, bien escondidos y generalmente en el suelo. La hembra se encarga sola de la incubación -unas cuatro semanas-, y la crianza de la nidada, que la prosigue al agua a las pocas horas de la eclosión. El pato azulón o ánade real es la clase salvaje que dió sitio al pato familiar. Como con en el pato familiar, del pato salvaje o ánade real asimismo se explota su carne; fundamento primordial por el que el hombre le da caza. El ánade real es de todas y cada una de las anátidas (conjunto de aves acuáticas al que se tienen dentro también gansos y cisnes) la clase que se encuentra menos conminada.

Se trata de un pato generalista, capaz de instalarse en una gran variedad de humedales, desde embalses o marismas hasta estanques en parques o jardines. El macho emite un sordo y nasal “wruab”, afín al croar de una rana, que reitera 2 o tres veces. En cambio, la hembra emite un graznido veloz -“cuac cuac cuac cuac”-, cuya intensidad disminuye gradualmente. En invierno, en el momento en que los machos cortejan a las hembras, este emite un corto y débil silbido “piu”. Si bien su primordial aporte alimenticio está constituido por plantas acuáticas, el ánade real asimismo se alimenta de insectos, gusanos, moluscos o pequeños peces. Frecuenta asimismo praderas, campos de cereal y dehesas de encina para alimentarse de yerba, brotes de siembras y bellotas.

Reproducción Del Ánade Real

A lo largo de la parada nupcial, grupos de machos se aproximan a las hembras girando las cabezas y moviendo las colas, propagando el cuello y golpeando el agua con el pico en un baile muy ritualizado. Después de la época de reproducción, forman grandes bandadas de ánades reales que migran hacia lugares mucho más próximos al meridiano y por consecuente a zonas mucho más cálidas. En estas zonas esperan a que lleguen nuevamente las épocas de reproducción, si bien a veces ciertos individuos no vuelven a emigrar y se quedan el invierno en zonas con rebosantes en alimento para crear ciudades de patos residentes. La alimentación del ánade real es en gran parte vegetariana, pero también se puede dar de comer de diferentes semillas o granos de además de ciertos insectos, crustáceos o moluscos. Las semillas de las que se puede dar de comer son de distintas pastos y tallos y la materia vegetal puede ser desde hojas o tallos de ciertas plantas acuáticas. Pero asimismo puede salir fuera del agua para comer brotes de hierba o arroz, maíz, avena, cebada o trigo de ciertos campo de cultivo.

Múltiples patos persiguen volando a una pata, lo cual ya es una sección esencial en la decisión de pareja. Tras esto los machos nadan alrededor de la hembra a veces con los cuellos estirados horizontalmente sobre el agua. Avanzada la temporada de cría, conjuntos de machos persiguen otra vez a las hembras y también intentan aparearse con ellas por la fuerza, sin seguir la rutina de cortejo antes mencionada. Esto sucede en especial en áreas en las que los nidos están bastante juntos. A primeros de año las parejas marchan a sus sitios de nidificación, cerca de extensiones de agua o ensenadas marinas.

Reproducción De Los Ánades Reales

La mejor característica propia de estas hembras es el espéculo de los paneles alares de color violeta-azulado. Los individuos jóvenes y los machos, durante la época no reproductiva presentan un plumaje similar al de las hembras, aunque en el caso de los machos, éste es de un color mucho más oscuro. Aparte de la característica previo, los ánades reales presentan un marcado dimorfismo sexual. Los machos cuentan con una cabeza y cuello de color verde refulgente que se cierra con un collar de color blanco en la base del cuello y un pecho castaño con ciertas tonalidades púrpura. Muestran un color grisáceo en la parte dorsal y flancos un tanto más pálidos. Por su lado las hembras son de color castaño con rayas mucho más oscuras amarronadas que resaltan en contraste.

Después de una cópula entre un macho y una hembra, el macho deja a la hembra. Se ha visto que en estado de cautividad, los machos en estos instantes pueden ser muy beligerantes con otros individuos, en especial con las hembras e inclusive en ciertos casos se puede llegar a cobrar alguna vida. La nutrición del Ánade real es esencialmente herbívora(brotes y vástagos de plantas acuáticas), más allá de que puede alimentarse con algún alimento animal. El graznido familiar de cuac de estos patos procede de la hembra y se conoce como “llamada decrescendo” y puede llegar a ser escuchado en varios kilómetros a la redonda. Las hembras emiten este sonido cuando quieren captar otros individuos cerca de ella, de forma especial a sus crías. La coloración de eclipse del macho recuerda a la hembra pero con el pecho mucho más rojizo y cabeza y cuello más oscuro (julio-agosto).

Los juveniles son similares a las hembras pero carecen del espejuelo en sus alas. Como otras muchas especies de patos, muestran un marcado dimorfismo sexual. El macho tiene la cabeza de color verde brillante, un lustroso collar blanco y el pecho castaño, al paso que la hembra hace aparición absolutamente jaspeada de colores pardos. Los dos sexos lucen un conspicuo espejuelo alar de color azul oscuro y blanco. Una vez formada la pareja, la hembra se dedica al acondicionamiento de una somera construcción a partir de ramitas y envuelta de yerba, hojas y abundante plumón. Los nidos se ubican generalmente en una depresión oculta entre la vegetación palustre o al amparo de algún matorral, aunque a veces pueden ubicarse en zonas alejadas del agua, como resquicios de las rocas, huecos en los árboles o campos de cereal.

Cuando las crías del ánade azulón eclosionan, pasaron de 26 a 28 días desde el momento en que la hembra puso los huevos y ahora mismo son acompañados por la madre hasta el agua para no regresar jamás más al nido. El canto del ánade real es diferenciable en función de si lo emite el macho o la hembra. En el caso de la hembra, el sonido mucho más frecuente que producen es afín a un graznido rápido, como un –cuac cuac cuac cuac–, la intensidad de este graznido reduce gradualmente según va llegando a su fin. Como comentamos, el nombre común de este pato es ánade real y a veces se conoce como azulón.

En este último es simple observarlos tomando el sol en la orilla o nadando serenamente, e inclusive sobrevolando las aguas del Guadiana. El ánade real es el más habitual de los patos nadadores y está muy extendido, contando con ciudades en prácticamente todos los continentes. Esta anátida revela una gran flexibilidad a la hora de alimentarse, de manera que, aunque su primordial aporte alimenticio lo constituyen las plantas acuáticas, no duda en consumir insectos, gusanos, moluscos o pequeños peces. Frecuenta también praderas, campos de cereal y dehesas de encina, para alimentarse de hierba, brotes de siembras y bellotas. En la situacion de la hembra, presenta un coloración más uniforme y opaca, en la mayor parte de su cuerpo se aprecian plumas pardas con diferentes máculas mucho más oscuras.

Es la hembra quien crea el nido con materia vegetal y sus propias plumas. Pone de diez a 12 huevos, situándose las puestas extremas desde 7 y hasta 16. No comienza a incubarlos hasta el momento en que acaba de poner y lo realiza ella sola a lo largo de unos 28 días. Los pequeños nacen casi a la vez y enseguida abandonan el nido para proseguir a la hembra al agua. El macho de azulón tiene la cabeza de un color verde o azul iridiscente que se extiende hasta la mitad del cuello donde un anillo blanco marca el comienzo de la coloración castaño obscuro o rojizo del pecho. Ocupa una gran variedad de hábitats, ya que soportan realmente bien los distintos cambios de temperatura.

Nutrición Del Ánade Real

Los nidos del ánade real son huecos y construidos a partir de pastos, hojas y plumas. Son construidos cerca a cuerpos de agua y comúnmente rodeados de vegetación. La hembra pone de 10 a 12 huevos con una coloración verde o azul pálida más allá de que se han llegado a ver puestas de hasta 16 huevos. En el momento en que los anadones nacen luego de un periodo de tiempo de incubación de 26 a 28 días, son llevados por la madre al agua y nunca regresan al nido. El precaución por la parte de la hembra se puede extender hasta por 8 semanas y los juveniles alcanzan la madurez sexual al año de haber nacido. Este come semillas de pastos y tallos y las hojas, tallos y semillas de algunas plantas acuáticas.

¿De Qué Manera Se Reproduce El Ánade Real?

La meta es revisar cuantas han sido ocupadas y qué materiales han usado. Almacena mi nombre, correo y web en este navegador para la próxima vez que comente. Es un pájaro común en los estanques de parques y jardines, donde ha perdido su natural desconfianza y se acerca a las personas que le ofrecen pan. A lo largo del verano los machos sufren la muda, entonces su coloración es muy similar a la de las hembras. SdLtvFOGenera datos alfanúmericos aleatorios para proteger el sitio a través de la detección y mitigación de ocupaciones maliciosas.

Durante su amplia área de distribución, la clase exhibe un comportamiento migratorio variable de unas zonas a otras. La llegada de invernantes a nuestro país tiene sitio en el mes de septiembre y alcanza su punto máximo entre diciembre y enero. La distribución del ánade real es cosmopolita, se puede localizar en todos y cada uno de los continentes del mundo así sea por sus migraciones o por que fué introducido por el hombre. Hoy en dia el ánade azulón se puede ver en Norteamérica, Europa, Asia, norte de África, Caribe, Centroamérica, Australia y Nueva Zelanda. La reproducción de Anas platyrhynchoses sexual, tienen una fecundación interna y son ovíparos.

Cuando el nido está próximo, la hembra deposita en él entre 7 y 13 huevos, cuya coloración varía entre verdosa, beis y azulada. Aunque la puesta se efectúa a razón de un huevo al día, hasta el momento en que esta no se completa la hembra no comienza la incubación —que dura entre 27 y 28 días—, con lo 4 que la eclosión es simultánea. Los pollos, que nacen cubiertos de un suave plumón obscuro con máculas amarillentas , son capaces de nadar y bucear a las escasas horas de vida y desde ese instante siguen a su madre en busca de alimento.

La introducción del ánade real fuera de su lugar de origen puede suponer una amenaza para las aves acuáticas autóctonas desde el punto de vista genético puesto que se cruza con ellas. Por esta razón, el ánade real, el familiar salvaje del pato familiar, es un caso de muestra de animal urbano. El pato azulón es un ave que vive asociada al agua, muy frecuentemente en lugares humanizados, ya que se dice que es una clase antropófila, pues vive asociado al hombre. El macho emite un sordo y nasal wruab, similar al croar de una rana, que repite 2 o tres veces, en la medida en que el sonido mucho más frecuente en la hembra es un graznido veloz —cuac cuac cuac cuac—, cuya intensidad reduce gradualmente. Miles de aves acuáticas usan los humedales de Cantabria como rincón de alimentación y reposo en sus migraciones o como rincón de invernada. Estudiar a identificarlas o entender sus hábitos y sus principales amenazas son algunos de los aspectos que se van a tratar en este curso.